Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN)

La Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia (IHAN) ha sido lanzada por la OMS y UNICEF para animar a los hospitales, servicios de salud y, en particular, las salas de maternidad, a adoptar las prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento.

El convertirse en centro IHAN es un proceso que comienza con una auto-evaluación en la que se analizan las prácticas que promueven o impiden la lactancia materna, y luego a la acción para llevar a cabo los cambios necesarios. Este proceso, por lo tanto, sigue la secuencia Triple-A (Apreciación, Análisis, Acción) que caracteriza el desarrollo de los programas de UNICEF.
Para que un centro de salud se convierta en IHAN debe seguir una serie de pasos como disponer de una normativa escrita relativa a la lactancia natural conocida por todo el personal del centro; capacitar a todo el personal para llevar a cabo esa política; informar a las embarazadas y a sus familias sobre el amamantamiento y cómo llevarlo a cabo; ayudar a las madres al inicio de la lactancia y asegurarse de que son atendidas en las primeras 72 horas tras el alta hospitalaria; ofrecer apoyo a la madre que amamanta para mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, y a continuarla junto con la alimentación complementaria posteriormente; proporcionar una atmósfera receptiva y de acogida a las madres y familias de los lactantes y, fomentar la colaboración entre los profesionales de la salud y la Comunidad a través de los talleres de lactancia y grupos de apoyo locales.