La Orden de San Juan de Dios recupera el antiguo hospital de Granada después de 180 años

DSC_0202El centro, que será reformado, se dedicará a labores sociosanitarias, culturales y de formación, y quedará integrado en el complejo que comprende la basílica de San Juan de Dios y el hospital San Rafael

La Diputación Provincial de Granada y la Orden Hospitalaria San Juan de Dios han firmado esta mañana el documento por el que el antiguo hospital que fundara San Juan de Dios en Granada antes de su muerte vuelve a pertenecer a la Orden, 180 años después de perderlo con motivo de la desamortización de Mendizábal.

El superior General de la Orden Hospitalaria, máximo responsable en el mundo de la institución, Jesús Etayo, acompañado por el superior de la provincia Bética, José Antonio Soria, ha asistido junto con el presidente de la Diputación, Sebastián Pérez, y el vicepresidente, José María Guadalupe, a este acto que supone un hito histórico para la Orden de San Juan de Dios, pues el antiguo hospital es el último centro hospitalario que fundó San Juan de Dios poco antes de su muerte, en 1550.

El superior General ha tenido una mención especial para aquellas personas vinculadas a la Orden y de otras instituciones públicas de Granada, que a lo largo de todo este tiempo han trabajado en este proceso de cesión, agradeciéndoles el esfuerzo y la ilusión que han puesto hasta legar a este momento. Etayo ha añadido que a partir de ahora el centro formará parte de un proyecto asistencial integrador y que, como en su origen, “se pondrá al servicio de la sociedad granadina, sobre todo de los más necesitados”.

José Antonio Soria ha manifestado la satisfacción de hermanos y colaboradores de la Orden en este momento, pues el hecho de retomar la titularidad del edificio supone “recuperar la raíz, el origen de la Orden, la casa de donde comienzan a salir los hermanos de San Juan de Dios para llegar a los cinco continentes, allá donde se nos necesita”.

El presidente de la Diputación ha resaltado la importancia de este día, calificándolo de histórico y ha explicado que, “como decía San Juan de Dios, tenemos que hacer el bien para nuestro bien, y yo creo que en la ciudad de Granada, hoy hemos hecho el bien para nuestro bien”.

A partir de ahora, el antiguo hospital, la basílica de San Juan de Dios y el Hospital San Rafael quedarán integrados en un complejo con distintas funcionalidades. Una vez se lleven a cabo las obras de restauración del edificio contempladas en el plan de intervención para la reforma integral del centro, se destinará a labores sociosanitarias aún por concretar, culturales y de formación, según explica el superior provincial.

Un hito histórico para la Orden

Durante tres siglos, desde su fundación, los hermanos regentaron este hospital ubicado junto a la Basílica del santo, manteniendo desde su origen la dedicación a la asistencia sanitaria y hacia los más desfavorecidos. Sin embargo, y aunque con la desamortización de 1835 los hermanos tuvieron que dejar esta casa, era tal el arraigo que este hospital tenía en la ciudad de Granada que la actividad sanitaria nunca desapareció por completo.

A lo largo de todos estos años, la Orden de San Juan de Dios ha hecho numerosos y diversos intentos para recuperar la que se considera casa fundacional de la institución. Ya en 1887, San Benito Menni, un hermano procedente de Italia que llegó a España con el encargo de restaurar la Orden en ese complejo momento histórico, realizó la primera petición formal solicitando la devolución del hospital a la congregación. Sin embargo, la única concesión que recibió fue la recuperación de la basílica por parte de la Archidiócesis de Granada.

En estos últimos años, la Diputación de Granada y la Orden han dado firmes pasos hasta llegar a la firma de la cesión total del edificio. En 2007 se firmó un primer documento de cesión entre ambas instituciones. En mayo de 2014 se firmó el protocolo de intenciones sobre la cesión y fue en marzo de este año cuando el pleno de la Diputación aprobó la propuesta de la cesión total.