Casos detectados de violencia de gérnero en el sistema sanitario

Según ha explicado el responsable de maltrato del Servicio Andaluz de Salud en Córdoba, Rafael Espino, en los últimos años “se están detectando más casos, están saliendo muchas más mujeres de la situación del maltrato, pero sí es verdad que la media de muertes de mujeres a manos de su pareja se mantiene”, el motivo, según Espino, es multifactorial, “no denuncian todas que deberían, no están capacitadas para valorar el riesgo vital al que están expuestas, lo minimizan, debemos aumentar el rechazo al maltrato por parte de la sociedad, para que la mujeres no se avergüencen de reconocer su situación sin sentirse culpables”.

En los centros de salud y en los hospitales se detectan muchos casos de mujeres en situación de violencia de género, pero no todos los casos se registran, a las mujeres se les acompaña, se les ofertan otros recursos distintos a los judiciales, y cuando ellas están preparadas para enfrentarse a un proceso judicial, se le realiza el Parte al Juzgado. Lo que sí registra el Servicio Andaluz de Salud es el número de Partes al Juzgado, no el número de mujeres en situación de maltrato detectado y tratado. En este sentido, Baena ha recordado que el 70% de las mujeres no denuncian, dejan la situación de maltrato con ayuda externa (instituto andaluz de la mujer, médico de familia, salud mental, etc).

A finales del pasado año los datos de Partes al Juzgado superaban el millar (1054), el 88,4% de los casos debido a maltrato físico. Por franja de edad, el mayor porcentaje (38,7%) se registra entre los 31 y los 45 años, seguido de las mujeres entre 19 y 30 (37,8%) y un 19,8% de los casos en mujeres de entre 46 y 65 años. En el 96,3% de los casos el agresor era conocido por la víctima y, por último, en el 91,5% de las ocasiones el pronóstico es leve y en un 1% grave.