CRUZ ROJA APOYA EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO A MÁS DE 6.200 PERSONAS EN CÓRDOBA EN LA ÚLTIMA DÉCADA

Más de 6.200 personas han participado y/o se han beneficiado en la última década en la provincia de Córdoba de los servicios y proyectos impulsados por Cruz Roja para facilitar el empleo de aquellos colectivos con especiales dificultades para acceder al mercado de trabajo.

Y de todas ellas, una quinta parte (1.310) logró en ese tiempo hallar un empleo merced a la orientación, formación e intermediación con empresas realizada por el personal de la institución humanitaria.

Aunque estos servicios de fomento de la inserción laboral fueron puestos en marcha por la organización en el año 2000 –hace ahora 15 años-, en Córdoba empezaron a funcionar en 2004, y es en el último lustro, marcado por la crisis socioeconómica, cuando más se ha intensificado su actividad.

En el contexto actual, con unas tasas tan elevadas de paro, la labor del Plan de Empleo se hace más necesaria y es cada vez más solicitada por la población; por ello, la entidad sigue reforzando sus acciones en este terreno, para que las personas que participan en sus diferentes iniciativas aumenten, a través de la orientación, la formación y la intermediación, sus oportunidades de hallar un trabajo.
Prueba de ello es que favorecer la inclusión sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social como jóvenes, familias con todos sus miembros en paro o personas paradas en desempleo de larga duración es uno de los retos que enfrenta Cruz Roja a través de su Llamamiento de emergencia ‘Ahora + que nunca’.
“Nuestro Plan de Empleo ha tenido que adaptarse a lo largo de estos años a las necesidades de la sociedad, especialmente a raíz de la crisis, pero siempre ha mantenido un horizonte: trabajar por la igualdad de oportunidades y de trato en el empleo”, explica Nicoletta Comito, responsable provincial de los servicios de Empleo de la institución humanitaria.

En este último lustro, además, se ha producido un importante cambio en cuanto al perfil del participante: su origen. Mientras que antes de la crisis la gran mayoría de las personas era inmigrante, en 2012 hubo ya predominio de población nacional.

Por sexos, durante los once años que lleva en funcionamiento el Plan de Empleo en Córdoba, han sido mayoría las mujeres (3.784, un 60%) frente a los hombres (2.441, un 40%). Y mayor aun es el predominio femenino si nos limitamos a las inserciones conseguidas: 879 de mujeres (67%) y 431 de hombres (33%).

Estos resultados han sido posibles gracias al compromiso de las personas participantes y al esfuerzo compartido de muchas entidades privadas y públicas, destacando en este sentido las más de medio millar de empresas colaboradoras y el respaldo de instituciones como la Diputación de Córdoba, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Fondo Social Europeo, en el marco del Programa Operativo Plurirregional de Lucha contra la Discriminación.

La labor del Plan de Empleo se completa, por un lado, con su apoyo, a través del proyecto ‘Impulsa’, a aquellas personas que quieren poner en marcha su propio negocio; y, por otro, con las acciones de sensibilización social impulsadas para promover la igualdad de oportunidades y de trato, independientemente de su sexo, edad u origen. Algunos ejemplos los encontramos en campañas como “En realidad no tiene gracia” http://enrealidadnotienegracia.org/, “Ponemos la música” http://www.ponemoslamusica.org/ o “Te Corresponde, Nos Corresponde”.