Podólogos de la Universidad de Sevilla forman a sanitarios y pacientes del Hospital de Puente Genil en el cuidado del pie diabético

Unas 40 personas entre personal de enfermería de Atención Primaria y Especializada y diabéticos de la localidad pontana han asistido al taller

Profesores de la Facultad de Podología de la Universidad de Se-villa han llevado a cabo una sesión formativa sobre cuidados del pie diabético dirigida a profesionales sanitarios y pacientes del Hospital de Alta Resolución de Puente Genil (Córdoba). Con el objetivo genérico de mejorar la atención integral de las personas diabéticas en la localidad pontanesa, esta actividad ha ampliado los conocimientos de los asistentes en la detección precoz de úlceras de pie y el cuidado de las mismas.

Así, unas 40 personas, entre podólogos de la localidad, profesio-nales del hospital y de Atención Primaria, pacientes diabéticos de Medicina Interna del centro, así como familiares y cuidadores, han asistido al taller que, por cuarto año consecutivo, se ha llevado a cabo en el aula de formación del hospital. En este sentido, la asociación pontana de diabéticos Adisurc ha participado en la organización de la actividad con idea de hacer llegar a sus miembros esta formación.

Cabe destacar que la actividad es fruto del acuerdo entre la Aso-ciación Adisurc y la Universidad de Sevilla, que posibilita la colabo-ración de ambos organismos ofreciendo formación, información y, en algunos casos, atención a personas diabéticas con lesiones y problemas en los pies.

La aparición de úlceras en los pies es uno de los problemas más temidos que afecta a la calidad de vida de las personas diabéticas y que se produce como secuela de dos de las complicaciones crónicas más habituales de esta patología: la neuropatía periférica y la insufi-ciencia vascular.

En este sentido, se estima que entre un 15 y un 25% de los dia-béticos padecerá a lo largo de su vida alguna úlcera y que alrededor del 80% de los pacientes que sufren amputaciones las han padecido previamente. De ahí la necesidad de incidir, mediante actividades de este tipo, en aspecto como la educación, prevención, diagnóstico y tratamiento de las úlceras de pie, incluyendo un abordaje multidisci-plinar que implique, además de a los profesionales sanitarios, al propio pacientes y sus cuidadores.