CRUZ ROJA CUADRIPLICA LAS ATENCIONES SANITARIAS DURANTE LA ‘NOCHE BLANCA DEL FLAMENCO’

Noche Blanca

El dispositivo preparado por Cruz Roja para hacer la cobertura sanitaria de la ‘Noche Blanca del Flamenco’ de Córdoba cerró su actividad con un balance de 65 personas atendidas, lo que supone cuadriplicar la cifra de la edición anterior, cuando solo hubo 17 asistencias.

Por patologías, las causas más frecuentes de las incidencias fueron, por este orden, alteraciones de consciencia (42) –originadas por el calor y las aglomeraciones-, heridas (13), malestar general (8) y problemas osteoarticulares (2).

De las 65 atenciones realizadas, solo en siete ocasiones fue necesario un posterior traslado a un centro hospitalario. El enclave donde se concentraron más asistencias fue la plaza de la Corredera, donde hubo que reforzar el operativo de la entidad con la movilización de una ambulancia más.

En cuanto al perfil de las personas atendidas, fueron mayoría las mujeres (54 frente a 11 hombres), mayores de edad (55 y solo 10 menores) y de Córdoba, aunque esto último estuvo bastante equilibrado (35 locales y 30 de fuera).

Alrededor de 35 personas, siete ambulancias, un vehículo de intervención rápida y una carpa asistencial conformaron el dispositivo preventivo especial preparado por Cruz Roja con motivo de la octava edición de la ‘Noche Blanca del Flamenco’, que se celebró durante la madrugada del 20 al 21 de junio en las calles de Córdoba.

Con este despliegue de recursos humanos y materiales (en su mayoría de Córdoba, aunque hubo apoyo de voluntariado de Peñarroya-Pueblonuevo, Jaén y Málaga), la entidad trató de garantizar que hubiera en todo momento medios suficientes para cubrir cualquier emergencia sanitaria que se pudiera producir en el transcurso de la noche en alguno de los diversos conciertos y actuaciones previstos.

Así, la entidad, en colaboración con el Ayuntamiento de Córdoba, ubicó una ambulancia de soporte vital avanzado y otra de soporte vital básico en los tres puntos donde se preveía mayor afluencia de público -Plaza de las Tendillas, Patio de los Naranjos y Corredera (donde hubo que trasladar una más)-, en los conciertos de Dorantes, Farruquito y El Pele, Estrella Morente e India Martínez.

De igual modo, situó una de soporte vital básico en el Compás de San Francisco, para el espectáculo ‘Eterno Camarón’; y un par de voluntarios o voluntarias de Cruz Roja estuvieron arán dispuestos para atender cualquier urgencia que se pudiera dar en los distintos enclaves del Casco Histórico que acogieron alguna actuación durante la noche, como la Plaza Abades, Jerónimo Páez, el Potro, el Triunfo y el entorno de la Calahorra.

El dispositivo de la institución humanitaria, coordinado en todo momento por dos operadores de telecomunicaciones y un responsable, se completó con una carpa situada en Capitulares y compuesta por cinco puntos asistenciales atendidos por el correspondiente personal facultativo.