Código Infarto

El Código Infarto es un sistema de alerta que agiliza el tratamiento de angioplastia primaria o cateterismo urgente a los pacientes con infarto agudo de miocardio, evitando duplicidad de acciones y retrasos innecesarios y que ha demostrado mejorar el pronóstico y las secuelas de esta patología en pacientes que reúnen los criterios e indicaciones oportunos.

Ante un caso de infarto en el entorno extrahospitalario, además de dar la alerta y activar a los equipos, los profesionales sanitarios deben aplicar la técnica más adecuada. En la actualidad, las guías de práctica clínica apuntan la desobstrucción precoz de la arteria lesionada (cateterismo urgente o angioplastia primaria) como la mejor opción terapéutica en el infarto agudo de miocardio, y que conlleva mayor supervivencia y reducción de complicaciones tanto a corto como a largo plazo.

Previo a la adhesión al Código Infarto por parte de los equipos móviles de Montoro, La Carlota y Palma del Río, se disponía únicamente de los recursos del 061 para el traslado al hospital donde los cardiólogos actuaban sobre la obstrucción mediante el uso de catéteres que se introducen por vía femoral (ingle) o radial (muñeca) para llegar a la zona dañada del corazón. Por tanto, al aumentar el número de equipos disponibles se mejora la atención a estos pacientes utilizando, en cada localización, el recurso más adecuado (helicóptero del 061 o equipo DCCU).

El Código Infarto se enmarca dentro del Plan Funcional de Reperfusión Precoz en el Síndrome Coronario Agudo con elevación del segmento ST y forma parte de las líneas de acción del Plan Integral de Atención a las Cardiopatías de Andalucía. La mortalidad a un año por Infarto Agudo de Miocardio aumenta un 7,5% por cada 30 minutos de retraso en la reperfusión. Disponer de este tratamiento y de profesionales capacitados en zonas rurales con grandes distancias hasta el hospital supone una mejora muy importante en la atención a esta patología.

La Unidad de Gestión Clínica de los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias (DCCU) del Distrito Córdoba y Guadalquivir lidera una larga trayectoria de formación y actualización en el manejo extrahospitalario del Síndrome Coronario Agudo. Programas de formación como el impulsado por estos profesionales en colaboración con las Unidades de Cuidados Intensivos y Cardiología contemplan diversas medidas centradas en abordar todo el proceso de la enfermedad cardiaca, desde la prevención de factores de riesgo hasta la rehabilitación del paciente.

Desde 2011, los DCCU llevan colaborando con la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Reina Sofía cuando se implantó el Protocolo de Fibrinolisis Extrahospitalaria vigente en la actualidad. Esta técnica que se aplica en el mismo punto donde se encuentra el paciente infartado, consiste en la administración por vía intravenosa de este tratamiento farmacológico para disolver el coágulo que obstruye la arteria coronaria.

En 2014, realizaron una actualización formativa junto con la revisión de los resultados de la actividad asistencial derivada de este protocolo conjunto, a la que se sumaron profesionales hemodinamistas de cardiología. Con la actual adhesión al Código Infarto, esta unidad de Gestión Clínica, renueva su interés por la mejora continua y, en concreto, del tratamiento del infarto agudo de miocardio que sigue siendo la primera causa de muerte en todos los países industrializados.