La importancia de conocer los posibles riesgos para la salud antes de un viaje internacional

La Delegación territorial de Córdoba ha atendido cerca de 400 peticiones de información sobre diferentes destinos

La Junta de Andalucía recuerda al turista la importancia de conocer los posibles riesgos para la salud antes de un viaje interna-cional. Este tipo de información es clave en esta época del año ya que puede ayudar a prevenir ciertos riesgos para la salud del viajero. Hasta la fecha, cerca de 400 ciudadanos se han acercado al servicio de información de Salud Pública de la Delegación Territorial de Córdoba para informarse de los posibles riesgos y de las recomendaciones oportunas en función del país de destino escogido por los usuarios.

Una de las consultas más frecuentes que plantean los ciudadanos es la necesidad o no de vacunarse. Protegerse adecuadamente frente a la picadura de insectos es imprescindible para la prevención de ciertas enfermedades. Algunos países exigen un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla. Se recomienda la vacunación a los viajeros que visiten determinados países donde es endémica la enfermedad. Esta vacunación debe realizarse al menos diez días antes del viaje y su protección dura diez años.

Para vacunarse de fiebre amarilla es necesario acudir a un Ser-vicio de Sanidad Exterior (Centros de Vacunación Autorizados contra la fiebre amarilla). Por otro lado, para la prevención de ciertas en-fermedades (paludismo, dengue, encefalitis transmitidas por garrapa-tas…) son muy importantes las medidas de protección contra la pica-dura del mosquito y otros insectos artrópodos, como las garrapatas.

En este sentido son importantes consejos como que los mosquitos que transmiten el paludismo tiene hábitos nocturnos de alimentación, por lo que es importante prevenir la picadura del mosquito entre el anochecer y el alba. En cambio, otros mosquitos que transmiten otras enfermedades como el dengue, chikungunya y leishmaniasis, también tienen hábitos diurnos.

En esta línea, se recomienda usar repelente a base de dietilto-luamida o de picaridin en partes de piel desprotegidas. Además, cuando se use protector solar, es importante que se aplique antes que el repelente de insectos.

También es efectivo usar ropa de manga larga, pantalones largos, sombreros y no tener el pie descalzo o con chanclas. Puede rociar la ropa con los repelentes de insectos, sobre todo la ropa fina. Es impor-tante también el uso de redes mosquiteras en cochecitos de bebés. En los interiores es conveniente pulverizar con insecticidas o usar aparatos es-peciales impregnados con piretrinas sintéticas, del tipo de los que se enchufan en la corriente eléctrica. Permanecer en habitaciones con aire acondicionado también protege.