CRUZ ROJA ACOGE EN PUENTE GENIL A UN NUEVO GRUPO DE 47 REFUGIADOS SIRIOS

PG 1
El centro de migraciones de Cruz Roja Española en Puente Genil ha acogido hoy a un nuevo grupo de 47 refugiados de nacionalidad siria que vienen huyendo del conflicto armado que está desangrando su país.

Con este casi medio centenar de solicitantes de asilo llegados hoy a la localidad pontanesa son ya más de 1.200 las personas de nacionalidad siria que han pasado en lo que va de año por los centros de la institución humanitaria en la provincia, una cifra que representa más de tres cuartas partes del total de inmigrantes atendidos en ellos hasta la fecha.

Y como el flujo de personas que buscan protección internacional no para de aumentar, Cruz Roja sigue ampliando sus capacidades de acogida de solicitantes de asilo en España.

Para dar respuesta a esa demanda creciente, la entidad mantiene activo un llamamiento a la ciudadanía para colaborar con sus donaciones en el operativo puesto en marcha para dar respuesta a las crecientes necesidades humanitarias derivadas de la crisis de refugiados que se vive en Europa, con especial incidencia en los Balcanes Occidentales.

Las vías que ofrece la institución para contribuir a esta causa son diversas: desde llamar al teléfono gratuito 900 224490 hasta enviar un SMS con la palabra AYUDA al 28092 (1,2 euros que se destinan íntegramente a la emergencia), pasando por la donación directa en las cuentas abiertas en diversas entidades financieras o visitar la web www.cruzroja.es.

Con este Llamamiento se trata de apoyar la labor que está realizando el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja para ampliar la asistencia a miles de personas en movimiento en países como Serbia, Grecia, Macedonia, Austria, Alemania o Hungría.

Esta campaña pretende dotar de recursos a 21.000 niños y 294.000 adultos durante su tránsito de frontera a frontera, en el plazo de siete meses. Las necesidades más urgentes de los refugiados son alimentos, higiene, contacto con sus familiares y atención sanitaria.

No en vano, infecciones y enfermedades de la piel, reacciones alérgicas, heridas, gripe o trastornos relacionados con situaciones de estrés como angustia, ansiedad o depresión son problemas que presentan miles de personas que huyen de conflictos como el de Siria (también otros como Irak o Afganistán) y que tratan de acceder al norte de Europa a través de distintas rutas terrestres o marítimas.

Especialmente preocupante es la situación de personas con enfermedades crónicas que precisan atención y tratamiento inmediato (como la diabetes o la hipertensión), mujeres embarazadas, personas mayores, niños, personas con enfermedades muy graves (cánceres) o personas con discapacidad que requieren ayudas técnicas, acompañante y recursos especiales.

De hecho, dada la gravedad del estado de salud de miles de personas, Cruz Roja Española ultima el envío a Grecia, principal punto de entrada de los refugiados, de dos unidades móviles de salud que incluyen equipamiento y personal para apoyar la asistencia sanitaria que brinda la Cruz Roja Griega. Estos puestos móviles son flexibles y polivalentes para adaptarse a las circunstancias, que pueden ser cambiantes.

Abordar las vulnerabilidades de los migrantes es un imperativo humanitario y ha de asumirse como una responsabilidad colectiva.