El Hospital Reina Sofía analiza el impacto de las tec-nologías de la información sanitaria en la seguridad del paciente

Las TIS proporcionan herramientas como la historia clínica digital, el sistema de cuidados de enfermería o los sistemas PACS para el diagnóstico por imagen, entre otras

Alrededor de 200 especialistas han asistido a las II Jornadas de Avances en Documentación Sanitaria de Andalucía organizadas por el Hospital Universitario Reina Sofía para analizar el impacto de las tecnologías de la información sanitaria (TIS) en la seguridad del paciente.

El encuentro, que se ha celebrado en el salón de actos del complejo sanitario bajo el título ‘Seguridad de la información para la seguridad del paciente’, está organizado por el servicio de Calidad y Documentación del centro cordobés, pionero a nivel nacional en evaluación de las TIS. En las jornadas han participado ponentes de reconocido prestigio de Andalucía y de otras comunidades autónomas que han permitido poner sobre la mesa los aspectos más novedosos relacionados con esta temática.

Los profesionales sanitarios se apoyan cada vez más en el uso de las tecnologías de la información, tanto que “hoy sería muy difícil imaginar el funcionamiento de los sistemas de salud sin herramientas como la historia clínica digital, el sistema de cuidados de enfermería, los sistemas de información de laboratorios y farmacia o los sistemas PACS para el diagnóstico por imagen”, explica el organizador del encuentro Manuel Gimbert, responsable de seguridad de la información del Hospital Reina Sofía.

Las tecnologías de la información y la comunicación inundan nuestro día a día y nos apoyamos en ellas para que nos hagan la vida más fácil. Aplicado al ámbito de las tecnologías de la información sanitaria, se ha pasado en pocos años del trabajo prácticamente manual, con el papel impreso como principal apoyo, a la era digital “con infinitas posibilidades que aportan numerosas ventajas pero, como contrapartida, también encierran peligros vinculados a la seguridad de los que no siempre somos conscientes”, prosigue Gimbert.

En este sentido, la seguridad del paciente va muchos más allá de la protección de la confidencialidad y la privacidad de los usuarios. Concre-tamente, la seguridad de la información se sustenta en tres pilares funda-mentales: la confidencialidad, la integridad de la información y la disponibilidad de la información, y la pérdida de cualquiera de estas características siempre supone algún incidente de seguridad que podría implicar un riesgo para el paciente.

Las intervenciones de las jornadas han permitido arrojar luz sobre estas cuestiones, ya que representantes de los sistemas sanitarios públicos y de otras instituciones han expuesto cómo se puede garantizar la seguridad del paciente en el uso de las TIS, se ha impartido un taller y se han dado a conocer metodologías de buenas prácticas reconocidas internacionalmente para la evaluación y le mejora continua de las TIS respecto de la seguridad del paciente.