Salud inicia hoy vacunación frente a la gripe en 149 puntos asistenciales de la provincia

IMG_8987
Las personas mayores de 65 años, pacientes crónicos, mujeres embarazadas y algunos colectivos profesionales deben inmunizarse frente al virus

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha iniciado hoy la campaña de vacunación de la gripe en 149 puntos asistencias de la provincia de Córdoba, para lo que se van a distribuir en los centros de salud un total de 134.186 dosis a fin de evitar complica-ciones derivadas de esta enfermedad en la población de riesgo. La pa-sada campaña de la gripe (2014-2015) se vacunaron en la provincia de Córdoba 124.913 personas, de las que el 81’7% (102.107 personas) era mayor de 65 años.

En toda Andalucía, la Consejería de Salud ha puesto a disposi-ción de la ciudadanía 1,2 millones de dosis de vacunas que se han distribuido en 1.565 puntos de vacunación de la geografía andaluza. La adquisición de las vacunas ha supuesto una inversión cercana a los 4 millones de euros. Así lo ha dado a conocer esta mañana la se-cretaria general de Salud Pública y Consumo, Josefa Ruiz, en la rue-da de prensa de presentación de la campaña, durante la cual ha re-cordado que “la vacunación supone una estrategia de prevención clave y eficaz para prevenir determinadas enfermedades como es la gripe, en los grupos de población que presentan mayor vulnerabilidad frente al virus”.

Junto a estas personas, también se recomienda que se inmunicen las mujeres embarazadas, en cualquier momento de la gestación, para prevenir la gripe tanto a la gestante como al recién nacido.

Además, existen otros grupos que, por estar en contacto frecuente con personas en situación de riesgo, deben también vacunarse tanto para su propia protección como para evitar el contagio de las personas a las que atienden. Se trata de los profesionales de la salud, los servicios comunitarios y los servicios públicos esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos) así como quienes trabajan en instituciones penitenciarias y centros de internamiento.

Junto a la vacunación, hay que recordar la importancia que tiene tomar medidas higiénicas sencillas como taparse la boca, usar pañuelos desechables y lavarse con frecuencia las manos, para protegerse frente al virus de la gripe ya que se transmite por el aire, al toser o estornudar.

Por quinto año consecutivo, y junto a la vacuna de la gripe, se suministrará también, en el caso en que esté indicado, la vacuna frente al neumococo. Con ella, se cubrirá a la población de personas mayores de 65 años, ampliándose en esta campaña la cobertura hasta los 73 años, un año más que en la campaña pasada. Esta vacuna inmuniza frente a una de las principales bacterias productoras de otitis media, sinusitis y neumonía a mayores de 65 años que conviven en residencias y a personas de entre 65 y 73 años que no hayan sido vacunadas en años anteriores, pues la inmunidad persiste más que en la de la gripe.

Vigilancia epidemiológica

La Organización Mundial de la Salud dispone de un sistema de vigilancia epidemiológica mundial. En este sistema se incluye la información facilitada por el Grupo Centinela de Vigilancia de la Gripe en Andalucía, constituido por un laboratorio de referencia situado en Granada y una red de 116 profesionales que, distribuidos por toda la comunidad, informan semanalmente de la situación epidemiológica de la enfermedad durante toda la temporada -desde principios de octubre hasta mediados de mayo-.

Para ello, este equipo de expertos y expertas recogen muestras aleatorias de secreciones que aportan información sobre el tipo de virus circulante, con el fin de incluirla en la composición de la vacuna que se recomendará en la siguiente temporada. Así, la vacuna antigripal recomendada por la OMS para este año es nuevamente trivalente, es decir, que ha demostrado su capacidad protectora para tres cepas, dos de tipo A y una de tipo B.

En este contexto, la secretaria general de Salud Pública, Josefa Ruiz, ha querido reconocer la “inestimable labor que realiza este equipo centinela así como todos los profesionales implicados en los centros sanitarios en la campaña de vacunación de la gripe, gracias a la cual se consigue inmunizar frente a este virus a la población vulnerable”.