HLA doctores DISTROFrETIN
El Hospital La Arruzafa ha sido sede del primer encuentro andaluz de oftalmólogos desarrollado para debatir y contrastar experiencias clínicas sobre distrofias retinianas, un tipo de patología catalogada como rara que puede manifestarse de múltiples formas en las personas que la padecen y que conlleva una pérdida degenerativa de visión ya sea de manera parcial o progresiva, según el caso, y que en la actualidad presentan un tratamiento limitado.

La cita, promovida por los doctores Juan Manuel Cubero, Pedro Martínez y Juan Manuel Laborda ha congregado a más de medio centenar de especialistas procedentes de un total de veintidós centros médicos repartidos de Andalucía y ha contado con especialistas de otras áreas como la Neurofisiología o la Genética.

El encuentro ha servido para “poner en común cada uno de los casos que se pueden plantear de este tipo de patología en consulta y establecer nuevos protocolos para poder abordarlas de manera común”, según explica el doctor Cubero. El mismo especialista concreta que “las distrofías de retina son enfermedades “muchas veces del tipo progresivo o degenerativo que se suceden en pacientes de cualquier edad con carácter hereditaro y que en la actualidad afectan a un número de pacientes indeterminado en Andalucia”.

Las enfermedades hereditarias de la retina están catalogadas como raras y, a excepción de la retinosis pigmentaria, la mayoría “son en general desconocidas por la mayoría de las personas”, una circunstancia que implica que su identificación y diagnóstico plantee una dificultad añadida con respecto a otro tipo de patologías de retina, añade el doctor. Suelen tener un carácter bilateral, simétrico y progresivo a diferencia de otros tipos de degeneraciones retinianas.

La “problemática actual” radica en que “al no disponer durante mucho tiempo de herramientas diagnósticas o terapéuticas para resolver este tipo de enfermedades, los escasos pacientes que padecían estas enfermedades, en muchos casos, son desconocedores de su propia patología o incluso de la de sus descendientes”, refiere Cubero.

Entre las conclusiones del encuentro, se ha argumentado que, aún tratándose de enfermedades catalogadas como raras, puede que existan multitud de casos que todavía no han sido diagnosticados y catalogados como distrofias. Asimismo, que los avances recientes en diferentes terapias unidos a las nuevas tecnologías de diagnóstico oftalmológico, neurofisiológico y genético abren una puerta a la existencia de tratamientos futuros de estas enfermedades, motivos estos que requieren de preparación para un abordaje médico.

El Instituto de Oftalmología La Arruzafa (IOA), ubicado en el complejo sanitario del Hospital La Arruzafa (Córdoba), ha congregado en dicha cita a oftalmólogos de los hospitales de Jerez, Punta de Europa, Puerta del Mar (Jerez); Reina Sofía, Departamento de Genética de la UCO, IOA (Córdoba); Virgen de las Nieves, San Cecilio, Laboratorio de Neurociencia Visual y Cognitiva de la Universidad de Granada (Granada); Juan Ramón Jiménez (Huelva); Complejo Hospitalario de Jaén (Jaén); Carlos Haya, Cirgen de la Victoria y Costa del Sol (Málaga) y Virgen del Rocío, Virgen del Valme, Virgen Macarena, San Juan de Dios, Clínica Virgen de Luján y Clínica Piñero (Sevilla).