Cerca de 1.300 menores con necesidades especiales reciben atención en centros de atención temprana financiados por la Junta

Cerca de 1.300 menores con problemas de desarrollo o riesgo de padecerlos reciben actualmente atención en la red de centros de atención temprana coordinados y financiados por la Junta de Andalucía. Así lo ha puesto hoy de manifiesto la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Isabel Baena, durante la firma con el rector de la Universidad de Córdoba, José Manuel Gómez Villamandos, del nuevo acuerdo de funcionamiento del centro gestionado por la institución universitaria.

Baena ha recordado que para garantizar el funcionamiento de estos centros la Junta de Andalucía destina en Córdoba en torno a 1,2 millones de euros anuales que se ejecutan entre subvenciones y convenios. Se trata, según la delegada, de una “apuesta firme por la atención y protección de la infancia en una situación económica difícil”.

En 2014 la delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales subvenciona con más de 340.000 euros, un 13% más que en 2013, a las ocho entidades que desarrollan programas de atención a los menores con necesidades especiales.

A estas subvenciones se suman los casi 900.000 euros destinados a financiar los convenios y conciertos establecidos con entidades públicas. En concreto, en la provincia de Córdoba, existen ocho Centros de Atención Temprana Infantil que funcionan mediante convenios con ayuntamientos, nueve mediante subvenciones a asociaciones y uno mediante concierto con el Hospital San Juan de Dios.
Renovación del acuerdo
El nuevo acuerdo firmado hoy por la delegada territorial y el rector permitirá garantizar el funcionamiento del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT) de Córdoba para lo que se cuenta también con el Ayuntamiento de Córdoba. Su mantenimiento está íntegramente financiado por la Junta de Andalucía que destina 100.00 euros anuales a esta iniciativa.
El centro, con capacidad para atender hasta a 70 niños de 0 a 6 años, presta actualmente atención a 64 menores a través de un equipo formado por once profesionales (6 psicólogos, 2 psicopedagogas, 1 maestro en educación especial, 1 fisioterapeuta y 1 administrativo).
En él se desarrolla, siguiendo el Proceso Asistencial de Atención Temprana desarrollado por la Consejería de Salud, un conjunto de intervenciones para dar respuesta en el más corto plazo de tiempo a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con problemas de desarrollo como sensoriales, psicomotores o del lenguaje.

En concreto, de los 64 niños atendidos actualmente, un 90% presentan trastornos en el desarrollo fundamentalmente relacionados con la comunicación y el lenguaje (32,8%), el retraso evolutivo (17,2%) y trastornos del espectro autista (17,2%). Además, un 18% tienen trastornos motores o psicomotores y un 4,7% presentan factores biológicos de riesgo.