Los Centros de Salud de Lucena y el Patronato Deportivo Municipal desarrollan un programa de natación para embarazadas

Esta práctica deportiva, dirigida a mujeres que han superado la semana 12 de gestación, está recomendada y aporta beneficios a la madre y al bebé en formación

Profesionales de los Centros de Salud I y II de Lucena y del Pa-tronato Deportivo Municipal de la localidad colaboran en el desarrollo de un programa de natación para embarazadas. El programa, que ha sido supervisado por la matrona Silvia Izquierdo y diseñado por el equipo técnico del Patronato Deportivo, está dirigido a embarazadas que hayan superado la semana 12 de gestación, momento ideal debido a los cambios físicos que experimenta la madre y el bebé en formación.

En una fase inicial los profesionales sanitarios, junto a los en-trenadores del Patronato municipal, imparten unos talleres con perio-dicidad mensual en el centro de salud, donde explican a las futuras mamás los beneficios que se obtienen realizando ejercicio físico en el agua e invitándoles a que realicen una prueba en la piscina cubierta de las instalaciones deportivas de Lucena. Con las interesadas se forman los grupos de trabajo que continuarán en los talleres.

Silvia Izquierdo aconseja la natación porque debido a la sensa-ción de ingravidez que produce, reduce la presión que se genera en determinadas zonas al estar en vertical u horizontal, ya que propor-ciona una mayor libertad de movimiento. Además, las articulaciones sufren menos al trabajarlas en el agua, en vez de en tierra. Además, señala la expansión comarcal de esta idea porque se dirige también a las mujeres de Moriles, Monturque, Jauja, Las Navas y Lucena. “Que-remos que esta propuesta se convierta en algo estable porque se fomenta la salud y se desechan muchos miedos y mitos de la población”, apunta Izquierdo.

Igualmente, la matrona Izquierdo también es la encargada de supervisar personalmente una acción a la que se suman profesionales y expertos. “La preparación será física y psicológica porque cuando hacemos ejercicio se libera una hormona que produce bienestar”, explica. Las zonas que se ejercitarán con más intensidad son la co-lumna vertebral, el abdomen y la pelvis.

Inicio de la actividad en la semana 12 de gestación

Durante los tres primeros meses de embarazo, la generación de hormonas, estrógenos y progesterona, que prepararán a la mujer para albergar al bebé y protegerán a éste, provocarán una serie de síntomas, como son las nauseas, vómitos, cansancio, etc. Todo ello hace que se convierta en una etapa muy delicada y según estudios médicos es el periodo más probable de pérdida del bebé.

A partir de la semana 12, suelen desaparecer todos esos malesta-res que se pueden sentir, de tal manera que la madre empezará a estar más tranquila, feliz y con una actitud positiva. Además, el bebé estará formado físicamente y ahora solo queda crecer y comenzar a sentir más sus movimientos.

Las zonas que se verán más afectadas y por tanto serán las que más se trabajen en el programa de “Natación para Embarazadas” son: la pelvis, el abdomen y la columna vertebral. Sin embargo, para tener una agilidad general y coherente, se ejercitará toda la musculatura del cuerpo. Además de esto, incluirá la práctica de diferentes técnicas de respiración que ayudarán en el desarrollo del embarazo y contri-buirán a paliar los dolores consecuentes del parto. También se fomen-tan los trabajos en grupo, que permitirá a las embarazadas relacio-narse entre ellas para intercambiar experiencias y sensaciones, así como aprender unas de otras por lo que el beneficio no es solo físico sino también psicológico.