Las Urgencias del Hospital de Montilla reconocidas como las mejores a nivel nacional en los permios ‘Best in Class’

El incremento de la producción científica, la actualización y creación de nuevos protocolos y grupos de trabajo o la satisfacción de los usuarios son algunos de los aspectos más destacables

El Servicio de Urgencias del Hospital comarcal de Montilla ha sido galardonado con el premio nacional ‘Best in Class’ (BIC) en la convocatoria de 2015, que ha batido el récord de participación con un total de 736 candidaturas. A la entrega de premios, que ha tenido lugar este miércoles 11 de noviembre en Madrid, han acudido el director asistencial del hospital montillano, José Luis Zambrana, el director de la Línea de Procesos Críticos y Urgentes del centro, Emilio del Campo, la supervisora de enfermería de Urgencias y UCI, María Ángeles Ramírez, y el médico de Urgencias Manolo Aguilera.

La UCI del centro montillano -gestionado por la Agencia Sani-taria Alto Guadalquivir- también había logrado colocarse, por sexto año consecutivo, entre las cinco mejores a nivel nacional, resultando finalista.

Desde la Línea de Procesos Críticos y Urgentes del Hospital de Montilla se explica que es el primer año que las Urgencias del centro figuran entre las 5 mejores (dentro de los finalistas) y haber conseguido ganar ha supuesto el reconocimiento a un trabajo bien hecho por parte de un equipo comprometido, innovador y orientado a la mejora conti-nua. En palabras de Emilio del Campo “el galardón ha sido recibido como un auténtico espaldarazo, una inyección de energía y de ilusión para seguir por esta senda. Además, este premio tiene un significado especial siendo, como somos, un hospital pequeño, de ámbito comarcal, que ha sido capaz de colocarse junto a hospitales de referencia a nivel nacional. Precisamente por ello pone en valor muchas cosas, como el hecho de que se puede trabajar mucho y muy bien dentro del ámbito de competencia de cada uno. Ningún esfuerzo es pequeño porque el resultado siempre es la suma de todas las partes”.

El servicio de Urgencias

Entre los principales aspectos positivos de las Urgencias hospita-larias de Montilla -que han podido ser clave a la hora de conseguir el premio-, destaca el incremento de la producción científica y la asistencia de los profesionales a eventos científicos, tanto por parte del personal médico como de enfermería. Por otro lado, la creación de grupos de trabajo sobre temas tan diversos como el abordaje del pa-ciente con dolor, la muerte inminente, la calidad en las historias clínicas, el estado emocional del personal, revisión de material de urgencias, la seguridad del paciente o la ventilación mecánica no invasiva, etc. Así como la actualización y creación de nuevos protocolos entre los que figura, por citar un ejemplo, la incorporación de indicadores de calidad en la historia clínica (informatizando los datos referidos al tratamiento y evolución del paciente, para que no estén escritos a mano y favorecer así su legibilidad redundando en mayor seguridad y rapidez de actuación), o la puesta en marcha de técnicas nuevas como es el uso de la ecografía en urgencias, entre otras medidas.

Asimismo, cabe señalar la mejora registrada en los últimos cuatro años, en lo que se refiere a satisfacción del usuario y al número de reclamaciones efectivas, así como la satisfacción del personal sanitario del servicio.

A todo ello hay que unirle la rapidez en la atención al paciente de Urgencias, así como la buena coordinación con el resto de servicios hospitalarios, con miras a agilizar la atención, destacando en este sentido las consultas externas, a las que se derivan desde Urgencias pacientes para ser vistos por el especialista en muy corto espacio de tiempo, evitando así ingresos hospitalarios innecesarios y logrando una atención en Urgencias más efectiva. El corto tiempo de espera de los pacientes para ser vistos, primero en el triaje de enfermería -donde se lleva a cabo la Recepción, Acogida y Clasificación (RAC) en función de la prioridad-, y luego en consulta con el médico de Urgencias, es otro factor positivo que cabe remarcar en el funcionamiento del servicio.