Profesionales del Hospital Reina Sofía publican la 5ª edición del manual sobre Medicina de Urgencias y Emergencias

El libro, del que se cumplen ya 20 años de su primera edición, aglutina el trabajo de más de 200 especialistas del complejo sanitario

La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Isabel Baena, ha asistido a la presentación de la 5ª edición del Manual de Medicina de Urgencias y Emergencias (guía diagnóstica y protocolo de actuación) realizada principalmente por profesionales del Hospital Uni-versitario Reina Sofía de Córdoba.

Sus directores son el jefe de Urgencias del complejo sanitario cordobés, Luis Jiménez Murillo, y el médico adjunto Francisco Javier Montero Pérez, y cuenta con la colaboración de alrededor de 200 profesionales de urgencias y de otras especialidades, así como de otros ámbitos de atención como emergencias prehospitalarias y atención primaria y expertos referentes en determinados aspectos de las urgencias de otros hospitales del país.

Para Baena, esta guía “se ha convertido en todo un clásico –pues la primera edición vio la luz hace ya 20 años- que hace tiempo sirve de hoja de ruta para los profesionales que trabajan en el área de Urgencias. Su consulta ayuda a tomar decisiones con acierto y rapidez, gracias a las aportaciones de quienes llevan muchos años de dedicación sanitaria”. El libro, editado por Elsevier, sirve de orientación en servicios y puntos de Urgencias de hospitales de todo el país y de otros europeos. Además, también se ha convertido en un libro de trabajo habitual en centros de Hispanoamérica.

Al igual que en las ediciones anteriores, esta nueva revisión detalla criterios relacionados con el diagnóstico, tratamiento, indicación de ingreso y exploraciones complementarias a realizar a cada paciente según su patología. En este sentido, la delegada añade que la guía “ofrece soluciones a la diversidad de situaciones a las que hay que hacer frente cada día en Urgencias, por lo que el aspecto práctico se impone en cada capítulo”.

La experiencia acumulada durante estas dos décadas da como fruto un manual de cabecera tanto para los profesionales que empiezan su formación como para los más veteranos. Además, aprovechando este ani-versario, el manual propone una reflexión profunda sobre la importancia de la especialización en Urgencias.

193 capítulos

La organización de los capítulos se mantiene sin grandes cambios, aunque se ha eliminado el que hacía referencia a los aspectos médicos y legales, pues éstos varían según las comunidades autónomas. Este nuevo manual cuenta con un millar de páginas repartidas en 193 capítulos agrupados en 23 secciones: soporte vital, exploraciones complementarias, urgencias cardiovasculares, del aparato respiratorio, aparato digestivo, neurológicas, endocrinometabólicas, nefrourológicas, reumatólogas, oncoló-gicas, hematológicas, intoxicaciones agudas y envenenamientos, urgencias derivadas del uso indebido de alcohol, por agentes físicos y químicos, otorrinolaringológicas, oftalmológicas no traumáticas, maxilofaciales no traumatológicas, traumatológicas, dermatológicas, pediátricas, obstétricas y ginecológicas y miscelánea.

Además, al igual que la cuarta edición, este manual de Urgencias está disponible en e-book, y como novedad, esta quinta edición incluye 40 casos prácticos para que el lector pueda autoevaluarse.

Se ha llevado a cabo una actualización de todos los contenidos en base a la evidencia científica más actual y, para ello, se han revisado las bases de datos bibliomédicas como Pubmed y Medline, así como de medi-cina basada en la evidencia como Cochrane, Uptodate y Nice. También ha sido de gran utilidad para los autores la utilización de la Biblioteca Virtual de Andalucía (BBVA), dotada de múltiples fuentes de información.

En el área de Urgencias del Hospital Reina Sofía se atiende diaria-mente a una media de 350 a 400 pacientes, cuya valoración se realiza en las consultas de triaje del centro en menos de 5 minutos, mediante la ayuda de una aplicación informática, lo que se conoce como triaje estruc-turado. Por tanto, la clasificación es inmediata y a cada paciente se deriva a uno de los cuatro circuitos de atención establecidos en función de la gravedad de su patología (atención básica, traumatológica, polivalente y críticos).