El Hospital de Puente Genil prepara menús navideños para los pacientes ingresados y los profesionales de guardia

El centro elabora menús especiales estos días festivos ofreciendo una suculenta carta de platos como secreto ibérico en salsa de piña y miel, lenguado a la sidra, ensalada griega navideña o surtido de tartas francesas

Como viene siendo habitual en estas fechas tan señaladas, el Hospital de Alta Resolución de Puente Genil ofrece a los pacientes ingresados y a los profesionales de guardia menús especiales durante los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y el Día de Reyes. Se busca con ello hacer más llevadera su estancia en el centro durante estas fechas, asociadas a un ambiente agradable y familiar, cerca de los seres queridos.

La suculenta carta de platos comienza con la cena de Nochebuena que este año se compone de entremeses de embutido ibérico –presentes en todas las comidas especiales navideñas-, ensalada capricci y, para elegir, pavo relleno con salteado de verduras o salmón gratinado con salsa tártara. Como postre: surtido de tartas francesas, que estarán presentes en todas las comidas festivas de estas fechas. El día de Navidad, como primer plato, sopa de marisco, de plato princi-pal, a elegir, carrillada de ternera en salsa de vino tinto con patatas asadas o calamar relleno en salsa de pimientos del piquillo, navidad.

Para Nochevieja la mesa también se viste de gala. Se degustarán berenjenas a la crema mar y montaña junto con rabo de toro o lomo de bacalao al perfume de ajo con manojitos de verduritas. El almuerzo de Año Nuevo se compondrá de Ensalada griega navideña y como plato principal, secreto ibérico en salsa de piña y miel o lenguado a la sidra.

Igualmente, en el Día de Reyes se servirán, además de los embutidos ibéricos y el surtido de tartas, coctel de marisco, solomillo al Pedro Ximenez o lomo de atún con verduritas glaseadas al coñac.

Los menús especiales que se detallan están indicados para los pacientes que no tienen limitaciones en la alimentación por prescripción médica. En caso de que exista alguna restricción y los pacientes requieran, por ejemplo, una dieta blanda, diabética o triturada, los platos de los menús serán adaptados. Igualmente, se elaborarán platos especiales en el caso de personas con alguna intolerancia alimentaria, como celíacos e intolerantes a la lactosa.