Investigadores andaluces del Hospital Reina Sofía y el IMIBIC avanzan en el conocimiento de la psoriasis y en su abordaje desde la medicina personalizada

Los dermatólogos Juan Ruano y Antonio Vélez junto al equipo de investigadores
La revista científica PLoS ONE ha publicado los resultados de un estudio liderado por el dermatólogo Juan Ruano

Investigadores del Hospital Reina Sofía y el Instituto Maimónides de Investigación de Córdoba (IMIBIC) han publicado en la revista científica PLoS ONE un artículo sobre las características genéticas y moleculares de la psoriasis, fruto de un estudio cuyo autor principal es el dermatólogo del Hospital Reina Sofía, Juan Ruano, responsable del grupo de investigación en Enfermedades Inflamatorias Cutáneas Inmunomeidadas (GE-03) del IMIBIC. El especialista asegura que “estos resultados nos han permitido conocer mejor dicha enfermedad, lo que ayudará sin duda a los médicos a seleccionar con mayor precisión los tratamientos de aquellos pacientes con psoriasis y afectación del cuero cabelludo”.

En este sentido, este grupo de investigación del IMIBIC ha recibido financiación competitiva a través del Instituto de Salud Carlos III para desarrollar un proyecto de investigación relacionado con la medicina personalizada en pacientes con psoriasis. Más de 300 pacientes que son atendidos en el Hospital Universitario Reina Sofía han dado su consentimiento para participar en dicho estudio.

Según el director de la Unidad de Psoriasis de la Unidad de Gestión Clínica de Dermatología del Hospital Reina Sofía, Antonio Vélez, el proyecto tiene como objetivo evaluar, a través de un análisis de efectividad y coste-eficiencia, la implementación en la práctica clínica de una estrategia para individualizar el tratamiento de la psoriasis en placas moderada-severa con fármacos biológicos utilizando como herramienta un modelo predictivo de eficiencia farmacológica generado a partir de variables clínicas y biológicas.

Este proyecto contempla la creación de un repositorio de muestras biológicas que servirá para el análisis de expresión génica, estudio inmunohistoquímico y búsqueda de marcadores proteómicos distintivos de cada una de estas enfermedades, en un afán por conocer mejor las rutas implicadas e identificar potenciales dianas terapéuticas para su curación.

Esta investigación se ha llevado a cabo en colaboración con el doctor James Krueger, director del Laboratorio de Investigación en Dermatología de la Universidad de Rockefeller, y la doctora Emma Guttman, del Departamento de Dermatología del Hospital Mount Sinai, reconocidos centros de investigación de Nueva York. En los próximos tres años, se mantendrá la colaboración de los investigadores de ambos centros.

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel que afecta a un 2-3% de la población, existiendo compromiso del cuero cabelludo en más de la mitad de los pacientes. La peculiaridad de la psoriasis cuando asienta en dicha localización es que no mejora tanto con el tratamiento, como sí ocurre en el resto de la piel, donde se alcanzan respuestas del 80-90% con los nuevos fármacos biológicos.

Esta enfermedad crónica de la piel es genéticamente compleja y mediada por componentes celulares y moleculares del sistema inmunológico. Actualmente existen disponibles en la clínica cinco medicamentos biológicos (infliximab, etanercept, adalimumab, ustekinumab y secukinumab) con tasas variables de eficacia en el tratamiento de esta enfermedad. La medicina de precisión usa la información sobre genes, proteínas y otras características de la enfermedad con el fin de dirigir el tratamiento de forma más personalizada.