El Hospital de Montilla incorpora a su cartera de servicios las cirugías por laparoscopia de próstata y riñón en pacientes oncológicos

Hoy se cumplen 12 años desde que el centro montillano abrió sus puertas, durante este tiempo se han llevado a cabo dos millones de actos asistenciales

El Hospital comarcal de Montilla ha incorporado a su cartera de servicios, en la especialidad de Urología, la cirugía por vía laparoscópica dirigida a pacientes con patología oncológica de próstata y riñón, así como en diversas enfermedades renales de carácter benigno. La delegada territorial de Salud, Igualdad y Políticas Sociales de Córdoba, María Ángeles Luna, ha visitado hoy el centro montillano para conocer sus instalaciones y a los profesionales sanitarios que trabajan en él, coincidiendo con el día en que se cumplen justo 12 años de su apertura. Durante este periodo, se han llevado a cabo más de dos millones de actos asistenciales, consolidando el modelo de alta resolución del que el centro ha sido precursor en la provincia.

En su visita, la delegada territorial ha estado acompañada por el director gerente de la Agencia Sanitaria Alto Guadalquivir –encargada de gestionar el hospital-, Torcuato Romero, el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, el director asistencial del centro, José Luis Zambrana, la directora de Cuidados de Enfermería, Carmen Alba, los urólogos Jacinto Navas y Alberto Alonso, y el jefe de Cirugía, José Luis Jiménez.

Concretamente, las intervenciones que se han sumado a la cartera de servicios de Urología consisten en la extirpación de la próstata por cáncer (prostatectomía radical), en la extirpación parcial o completa del riñón, ya sea a causa del cáncer o por enfermedades benignas (nefrectomia parcial, simple o radical), y en la denominada pieloplastia, que es la reparación de una estrechez en la salida del riñón que impide el correcto paso de la orina hacia la vejiga.

Luna ha destacado que anteriormente, los pacientes que presentaban estas patologías eran derivados al Hospital Universitario Reina Sofía de la capital. Ahora, gracias a la colaboración del facultativo especialista en urología Francisco Anglada de Reina Sofía, los urólogos del hospital montillano Jacinto Navas y Alberto Alonso están interviniendo en los quirófanos del hospital comarcal los casos de pacientes con este tipo de afecciones que se presentan en la comarca, evitando de este modo su desplazamiento a Córdoba.

Asimismo, desde verano de 2014 también se están operando en el Hospital de Montilla los pacientes con adenocarcinoma de próstata (cáncer de próstata) por vía abierta, que hasta esa fecha eran también derivados al hospital de referencia Reina Sofía.

Ventajas para el paciente

La cirugía por vía laparoscópica aporta numerosas ventajas al paciente, ya que facilita y agiliza su recuperación y la incorporación a su vida cotidiana, acortando el tiempo de convalecencia y siendo menos invasiva que la cirugía abierta. No obstante, este tipo de cirugía no puede aplicarse en todos los casos, solo en aquellos en que las características del tumor, de la patología y del paciente lo permiten.

El médico especialista en urología del hospital montillano, Jacinto Navas explica que por ejemplo, en la intervención por laparoscopia en pacientes con cáncer de próstata, su extirpación apenas requiere de cinco orificios, tres de ellos de dos centímetros y dos de un centímetros, mientras que en las nefrectomías o pieloplastias basta con cuatro pequeños orificios, dos de ellos de dos centímetros y otros dos de uno.

Según Navas “actualmente este tipo de cirugías que se han comenzado a realizar en el Hospital de Montilla tienen las mismas garantías de efectividad que las operaciones mediante vía abierta y sin embargo son más beneficiosas para el paciente ya que permiten no solo acortar a la mitad la estancia media de hospitalización, sino que favorecen una más pronta recuperación. Son intervenciones que si bien tiene mayor complejidad técnica a la hora de ser realizada por el profesional sanitario, implican un menor número de complicaciones asociadas a la herida quirúrgica”.

Por su parte, el urólogo del centro montillano Alberto Alonso destaca también la existencia de una comisión de tumores a nivel provincial, que se reúne con una periodicidad semanal en el IMIBIC de la capital, en la que toman parte oncólogos médicos y radioterapéuticos así como urólogos del Hospital Reina Sofía y de los hospitales comarcales de la provincia. Esta comisión de expertos es la que se encarga de decidir, tras el estudio personalizado de cada caso clínico, qué tipo de tratamiento se va seguir, y si se decide intervenir quirúrgicamente, cuál es la cirugía más adecuada para el paciente.

Balance de Urología

Desde que han comenzado a llevarse a cabo estas intervenciones quirúrgicas en el hospital montillano, se han realizado un total de dos nefrectomías radicales, una parcial, otra simple y una pieloplastia mediante laparoscopia, así como dos prostatectomías radicales por vía laparoscópica y otras cinco mediante cirugía abierta.

Igualmente, por la especialidad de Urología del hospital montillano han pasado a lo largo de 2015 un total de 3.592 pacientes que han acudido a consultas –de los que nueve de cada diez que acudía por primera vez al especialista ha sido visto en consulta única-, otros 455 pacientes han sido intervenidos quirúrgicamente, ya sea mediante cirugía con ingreso o ambulatoria.

Por otro lado, han sido ingresados en Hospitalización 195 pacientes con una estancia media de dos días. Otros 176 han pasado por el Hospital de día Quirúrgico tras someterse a cirugía en régimen ambulatorio y 322 han estado en el Hospital de Día Médico.

12º Aniversario del Hospital

El Hospital comarcal de Montilla cumple este miércoles 24 de febrero doce años desde su inauguración en 2004. En este tiempo, se han realizado más de dos millones de actos asistenciales, incluyendo Consultas Externas, Urgencias, ingresos hospitalarios y partos.

Así, en estos 12 años de funcionamiento, se han llevado a cabo 1,4 millones de consultas externas, se ha atendido casi medio millón de Urgencias, se han realizado cerca de 45.000 intervenciones quirúrgicas y han venido al mundo en el hospital montillano cerca de 6.000 bebés.

Asimismo, durante este periodo se han superado los 13 millones de pruebas diagnosticas (incluyendo pruebas radiológicas y de laboratorio) a los pacientes que han pasado por sus instalaciones.

Toda esta actividad asistencial ha supuesto a los habitantes de la zona de referencia del hospital un ahorro de alrededor de 3 millones de desplazamientos al anterior centro de referencia, el Hospital Reina Sofía de la capital o el Infanta Margarita de Cabra.

En lo que respecta a consultas externas, en la actualidad, nueve de cada diez pacientes que acude a primera visita con el especialista es atendido en acto único. Es decir, el paciente es visto en el mismo día por el médico, se le realizan las pruebas diagnósticas y se marcha a casa con el diagnóstico y el tratamiento a su problema de salud, evitándole desplazamientos al centro, con el consecuente ahorro de tiempo e incertidumbre.

La consulta en acto único es uno de los principales pilares que sustentan el modelo de alta resolución, con el que funciona el centro desde su inicio, unida a la cirugía mayor ambulatoria -que no requiere hospitalización y emplea tecnología más precisa y técnicas quirúrgicas menos invasivas, facilitando una incorporación más rápida del paciente a su vida habitual-, y la Unidad de Hospitalización Polivalente, diseñada para favorecer la intimidad del paciente y la rápida asistencia.

Respecto a las intervenciones quirúrgicas que se han llevado a cabo en el centro, siete de cada diez (unas 32.000) han sido en régimen de cirugía ambulatoria. Por otro lado, en Hospitalización, se han registrado más de 36.778 ingresos, que han supuesto unas 140.866 estancias.

En cuanto a las pruebas diagnósticas, se han llevado a cabo más de 13 millones, siendo la mayoría (12,2 millones) de laboratorio, concretamente análisis clínicos, hematología y anatomía patológicas; otras cerca de 800.000 son pruebas radiológicas (incluyendo radiología simple, ecografía, TAC, estudios de contraste y mamografías), y pruebas endoscópicas, de las especialidades de Urología, Neumología, Aparato Digestivo y Ginecología.