El complejo Reina Sofía

En estos 40 años, el complejo Reina Sofía –integrado en la actualidad por ocho edificios- ha conquistado éxitos propios de un gran hospital. Pocas instituciones pueden llegar a una conmemoración tan dilatada en el tiempo y plagada de tantos logros que repercuten directamente en la salud de la población. Se ha convertido en fábrica permanente de esperanza para los miles de cordobeses, andaluces y españoles que a diario depositan su confianza en la plantilla.

Su principal seña de identidad es el programa de donación-trasplante (más de 6.700 trasplantes de órganos y tejidos y cerca de 900 donantes), figura desde el inicio entre los principales centros de referencia dentro y fuera de Andalucía y está dotado con los últimos avances en servicios y equipamiento.

Su actividad asistencial anual se resume en cerca de 40.000 ingresos, más de 190.000 urgencias, casi 40.000 intervenciones quirúrgicas, más de 750.000 consultas externas y más de 300 trasplantes de órganos y tejidos. Además, destaca por la incorporación de tratamientos innovadores en campos muy diversos de la medicina (oncología, cirugía, terapia celular, etc.) que le sitúan en uno de los puestos privilegiados del ranking de los grandes hospitales del país.