CRUZ ROJA ATIENDE A 114 PERSONAS DURANTE LA SEMANA SANTA, UN 41% MENOS QUE EN 2015

Semana Santa 2
El voluntariado de Cruz Roja atendió durante la última semana, en el marco de su dispositivo sanitario especial para cubrir la Semana Santa de Córdoba, a 114 personas, en su mayoría por incidencias de escasa gravedad.

Esta cifra supone un descenso del 41 por ciento con respecto al año pasado, cuando fueron 192 las asistencias realizadas por el voluntariado de la institución humanitaria.

Del total de atenciones, solo doce requirieron el traslado al hospital, y en su mayoría se debieron a alteraciones de consciencia (30), problemas osteoarticulares (22) y heridas leves (18).

Junto a estas causas, que concentraron 70 de las 112 atenciones, se encuentran otras derivadas de patologías neurológicas (17), cardíacas (3), digestivas (3) o respiratorias (otras 3), así como situaciones de malestar general (3 más) y otras por causa sin determinar (15).

Por sexos, fueron mayoría las asistencias a mujeres (64 frente a 50 a hombres); y por zonas, la gran mayoría se produjo en el trayecto de la Carrera Oficial (70), por las 44 en el área de la Mezquita-Catedral.

Alrededor de 70 personas, cuatro ambulancias, un vehículo de intervención rápida, tres carpas asistenciales y un centro móvil de coordinación han conformado el dispositivo preventivo especial preparado por Cruz Roja con motivo de la Semana Santa de Córdoba.

Respecto a 2015, la institución humanitaria aumentó su presencia en la zona de la Mezquita-Catedral, donde instaló una carpa en el Patio de los Naranjos y dos ambulancias en Amador de los Ríos y en la Puerta del Puente.

En la zona de Carrera Oficial, por su parte, el preventivo sanitario de la entidad contó con dos carpas asistenciales, ubicadas en Tendillas y en García Lovera; una ambulancia de soporte vital avanzado (UVI móvil) también en la plaza de Tendillas; y otra de soporte vital básico en Capitulares.

Una treintena de voluntarios y voluntarias participaron en cada turno de este operativo especial, algunos de ellos equipados con desfibriladores por si la situación lo requería.

Con este despliegue de recursos humanos y materiales, Cruz Roja, en colaboración con la Agrupación de Cofradías y el Ayuntamiento de Córdoba, trató de garantizar que hubiera en todo momento medios suficientes para cubrir cualquier emergencia sanitaria que se pudiera producir durante el transcurso de la Semana de Pasión.

Así, el voluntariado de la organización –con perfiles sanitarios, de conductores, coordinadores u operadores de comunicaciones- estuvo estratégicamente distribuido durante todos estos días por la Carrera Oficial, la Mezquita-Catedral y aquellas zonas de la ciudad en las que en cada jornada resultaba más necesaria la presencia del personal de la institución humanitaria.