Aumenta un 5% el número de trasplantes lamelares realizados en el Hospital La Arruzafa

El Hospital La Arruzafa (HLA) ha realizado en 2015 un 5% más de trasplantes lamelares con respecto al año anterior, una técnica quirúrgica que conlleva la reposición exclusiva de las capas dañadas de la córnea en contraposición con el trasplante integral de la misma. Esta cirugía, que repercute de manera directa en la aceptación del tejido trasplantado en el paciente, “permite obtener mejores resultados por el menor riesgo de rechazo”, según explica el oftalmólogo Alberto Villarrubia, responsable del departamento de Segmento Anterior, Córnea y Cirugía Refractiva del HLA.

Las técnicas que se ponen en práctica para realizar estas intervenciones, cirugías del tipo DALK, DSAEK, DMEK y SALK, “son métodos que eran impensables hace años” y que conllevan utilizar parte de una córnea dañada, explica Villarrubia. Así, precisa que se puede utilizar el endotelio (parte interna) de una córnea con queratocono o el estroma (armazón del órgano) de una con distrofia endotelial de Fuchs, “contribuyendo a incrementar en número de casos de donantes”, concreta.

A este incremento, cabe añadirle el “beneficio que supone”, dependiendo de cada técnica que se precise, “la asimilación por el ojo, al tratarse de un tejido avascular (sin vasos sanguíneos)”. El mismo médico explica que en el primer trimestre de presente año, la cifra registrada de trasplantes en el HLA ya se sitúa en el 25 por ciento del volumen de los que se llevan a cabo en todo el año.

Villarrubia explica que “estos datos reflejan el volumen de operaciones”, aunque aclara que “no todos los casos son iguales, ya que hay ojos muy vascularizados que se operan varias veces y que tienen tendencia al rechazo”. Pese a este matiz, Villarrubia afirma que “el trasplante lamelar ya se ha convertido en una alternativa consolidada al trasplante de córnea en su totalidad”. El oftalmólogo destaca que “existen también otras opciones que en el futuro se pueden convertir en realidad, tales como el desarrollo de sustancias que regeneran el endotelio sin necesidad de su trasplante o las córneas artificiales”, aunque se trata de métodos cuya efectividad “todavía puede tardar años en ser demostrada”.

Villarrubia recuerda la “importancia que adquiere que la sociedad tome conciencia de la necesidad de donar este tipo de tejidos”. El Hospital La Arrruzafa es el único centro privado de la comunidad autónoma que alberga un Banco de Ojos. El especialista significa que “entre todos tenemos que crear conciencia de Banco de Ojos para ayudar a todas aquellas personas cuya única solución para volver a recuperar la visión es realizándose un trasplante”. El HLA ha sido el primer centro andaluz acreditado para realizar este tipo de técnica (trasplante lamelar).