Más de 300 alumnos de formación profesional han realizado prácticas en el Hospital Reina Sofía

El complejo sanitario, que cuenta con 60 tutores repartidos entre las unidades de gestión clínica y servicios no asistenciales, es una de las empresas más demandas por los estudiantes

El Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha acogido durante el curso que acaba de finalizar a más de 300 alumnos de ciclos formativos de Córdoba y la provincia, que pudieron realizar sus prácticas en las distintas unidades de gestión clínica y servicios no asistenciales con que cuenta el complejo sanitario.

La responsable de la Unidad Integrada de Formación del centro hos-pitalario, Lourdes Agredano, señala que “hacer prácticas en el Hospital Reina Sofía representa una motivación y un estímulo para el alumnado, dado que es una de las empresas más demandadas y, como las plazas que se ofertan son limitadas, pueden acceder a nuestro centro quienes obtengan mejor expediente académico”.

Este centro permite formar a estudiantes de disciplinas muy diversas (sanitarias y no sanitarias) ya que, por su magnitud y complejidad, su funcionamiento se asemeja al de una pequeña ciudad donde trabajan más de 5.000 profesionales y conviven 114 puestos de trabajo distintos, prosigue la responsable de formación.

Además, este hospital de tercer nivel cuenta con profesionales alta-mente capacitados, está dotado con tecnología muy sofisticada y se llevan a cabo procedimientos muy complejos que precisan de una profunda espe-cialización por parte del personal. Por todo ello, este hospital ejerce un gran atractivo para los alumnos.

El Hospital Reina Sofía lleva trece años recibiendo a alumnos de ci-clos formativos en prácticas de manera reglada y es fruto de un convenio entre el complejo sanitario y las delegaciones territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y Educación, Cultura y Deporte.

Los alumnos en prácticas del curso que acaba de finalizar pertenecen a 17 ciclos formativos distintos de grado medio y superior. Más de la mitad se reparten entre auxiliares de enfermería (136) y radiodiagnóstico (62) y el resto pertenecen a los ciclos de documentación sanitaria, farmacia y parafarmacia, anatomía patológica, dietética, laboratorio de diagnóstico clínico, radioterapia, salud ambiental, informática, secretariado, administración y finanzas, desarrollo productos electromecánicos, realiza-ción y medios audiovisuales, instalaciones y mantenimiento electromecá-nicos, soldadura y calderería y cocina y gastronomía.

Los estudiantes (todos ellos de último curso) han realizado sus prácticas en diferentes unidades del hospital, donde han contado con sus respectivos tutores (un total de 60). Entre los servicios que han acogido a alumnos figuran radiodiagnóstico, laboratorio, farmacia, biblioteca, informática, fotografía, cocina y mantenimiento, ente otros, así como también en el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC).

Los alumnos del ciclo formativo de grado medio realizan habitual-mente las prácticas, de tres meses de duración, de septiembre a diciembre, mientras que los de grado superior lo hacen de marzo a junio. Todos ellos, antes de su incorporación, firman un documento de confidencialidad en el que se comprometen a guardar secreto profesional respecto de los datos de carácter personal y demás información a la que tengan acceso autorizado durante el ejercicio de sus prácticas.