El consumo de tabaco entre los médicos más jóvenes del Hospital Reina Sofía baja un 38% en los últimos 20 años

SALUD-REINA SOFÍA_24 mayo
El complejo sanitario celebra hoy el Día Mundial Sin Tabaco con numerosas iniciativas que invitan a dejar de fumar y tratan de concienciar de los efectos perjudiciales del consumo de cigarrillos

El consumo de tabaco entre los médicos más jóvenes del Hospital Universitario Reina Sofía ha descendido alrededor de un 38% en los últimos 20 años, según datos aportados por un estudio realizado por la Unidad de Medicina del Trabajo que se ha dado a conocer con motivo de la celebración hoy del Día Mundial Sin Tabaco en el centro cordobés. Además, numerosas iniciativas se desarrollan esta mañana desde el complejo sanitario cordobés que invitan a la población a dejar de fumar y también tratan de concienciar sobre los efectos perjudiciales del consumo de cigarrillos.

El médico del trabajo Antonio Ranchal, que ha revisado los hábitos tabáquicos en el hospital desde prácticamente su apertura hasta el momento actual, explica que el estudio -en el que ha participado un total de 340 médicos internos residentes (EIR)- “nos ha permitido saber que se reconoce como fumador el 6,15% de los EIR, un descenso muy significativo, ya que los médicos jóvenes son la punta de lanza del colectivo facultativo, transmitiendo una imagen positiva a los demás profesionales y hacia los usuarios”.

Si se comparan las estadísticas, prosigue el doctor Ranchal, “podemos afirmar que la bajada de este hábito insano se aproxima al 38%, ya que un trabajo realizado hace 20 años apuntaba que alrededor del 44,2 de los médicos jóvenes del Hospital Reina Sofía (de entre 24 a 35 años) era fumador”.

Este estudio comparativo se ha llevado a cabo en el marco del 40 aniversario, que se celebra este año y persigue celebrar esta efeméride con toda la ciudadanía. Antonio Ranchal añade que el descenso del consumo de tabaco en el hospital “ha sido impactante, partiendo de una situación hace 40 años en la que estaba permitido fumar, incluso en la consulta médica, hasta la actual, en la que contamos con una legislación protectora frente al tabaquismo y programas específicos para favorecer la reducción del consumo”.

Además, los trabajos consultados por la Unidad de Medicina del Trabajo del hospital revelan que, a finales de la década de los 80, aproximadamente el 60% de los médicos del hospital se reconocía como fumador habitual –era la época en la que incluso se fumaba delante del paciente- y a inicios de la década de los 90 este porcentaje se redujo situándose en el 48%. Ya en 2004, la bajada de profesionales de todas las categorías que fumaban en el hospital es considerable, pues se situaba en torno al 30%, mientras que el pasado año este porcentaje fue del 22,8%.

Por otra parte, en 2015 el hospital ofreció tratamiento farmacológico sustitutivo con nicotina (TSN) a cerca de 300 pacientes fumadores ingresados en los que previamente estaba indicado por los facultativos. Consiste en suministrar la nicotina en dosis controladas normalmente mediante parches.

Medidas para concienciar

Los profesionales del Hospital Reina Sofía se han adelantado hoy a la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, que será el próximo 31 de mayo, ofreciendo a profesionales, pacientes y usuarios consejos saludables, por medio de propuestas originales, que invitan a dejar de fumar y llevar una vida más sana.

Así, junto a la mesa informativa que habitualmente se ubica a la entrada del Edificio de Consultas Externas -en la que los profesionales sanitarios explican los perjuicios que provoca este hábito insano- se ha instalado un photocall donde se han fotografiado profesionales y pacientes portando cigarrillos rotos de grandes dimensiones que simbolizan el rechazo al tabaco. Se han repartido trípticos informativos y se han cambiado cigarrillod por libros y a los fuma-dores comprometidos a dejar de fumar se les ha entregado libros orien-tativos.

Además, una propuesta más que se ha ofrecido dentro de esta plataforma ha sido el uso de la calculadora del tabaco, que permite conocer el ahorro que supondría dejar de fumar y los caprichos que se podrían dar el fumador y su familia con el importe que dedica a la compra de cigarrillos.

En la mesa informativa han participado profesionales de Medicina del Trabajo, Neumología (neumólogos y enfermeras de planta de la especialidad), médicos residentes, personal de Servicios Generales y del Plan Andaluz de Tabaquismo de Andalucía (PITA). Los ciudadanos que se han acercado hoy hasta la mesa pudieron someterse a una cooximetría, prueba que mide los niveles de monóxido de carbono, y también, como gesto simbólico, se cambiaron cigarrillos por claveles rojos.

Asimismo, en la página web del hospital hay disponible información en el espacio ‘Stop tabaco’, al que se puede acceder desde la portada del portal (www.hospitalreinasofia.org). Aquí se pueden encontrar consejos, vínculos a otras páginas, aplicaciones móviles, apps, etc. que pretenden ayudar a dejar de fumar.