LA TELEASISTENCIA DE CRUZ ROJA PROTEGE A 163 VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO EN CÓRDOBA

Entrega Atenpro
Un total de 163 mujeres usan a día de hoy en la provincia de Córdoba el Servicio telefónico de Atención y Protección (ATENPRO) para víctimas de violencia de género, del que desde el pasado año se hace cargo Cruz Roja.

Este programa, que tiene como objetivo fundamental ofrecer una respuesta inmediata a mujeres maltratadas a través de la teleasistencia móvil, depende de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y se gestiona a través de la Federación Española de Municipios y Provincias.

Mediante este servicio, en el que actualmente hay un total de 10.420 usuarias en activo en toda España, las mujeres víctimas de violencia de género reciben un terminal móvil conectado las 24 horas del día, los 365 días del año al centro de atención de Cruz Roja, que aporta su capacidad tecnológica y el apoyo psicosocial de profesionales cualificados.

Desde el centro de atención se realizan llamadas periódicas a las usuarias para ver cómo se encuentran y si tienen nuevas necesidades. Ante llamadas de emergencia, efectuadas desde el terminal telefónico, los profesionales de la institución humanitaria localizan a la persona de inmediato por GPS y gestionan la petición de ayuda movilizando todos los recursos materiales y humanos necesarios (policía, sanitarios, etc.).

Con motivo de la conmemoración mañana 25 de noviembre del Día para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Cruz Roja quiere aprovechar para reiterar su compromiso con las mujeres que sufren violencia de género y aboga por la concienciación de toda la sociedad para erradicar este tipo de violencia.

Los programas de la organización tratan de dar una respuesta integral a las necesidades de las mujeres víctimas de violencia de género, y están centrados en la prevención, atención, sensibilización, educación y en el empleo, ya que la incorporación al mercado de trabajo genera autoestima, autonomía personal e independencia económica.

Y es que la desigualdad social sigue siendo un hecho constatable y es en el empleo donde las diferencias son más significativas. Las mujeres presentan mayores dificultades de acceso al trabajo por cuenta ajena y también para la creación y fortalecimiento del empleo por cuenta propia, mayor índice de contratación temporal y de empleos a tiempo parcial, inferior acceso a los puestos de decisión…

Por estos motivos, el Plan de Empleo de Cruz Roja ha intensificado las actuaciones dirigidas a promover tanto la inserción laboral como la igualdad de oportunidades y la lucha contra la discriminación.

Además, para prevenir la violencia de género es necesario sensibilizar y educar a jóvenes y adolescentes en y para la igualdad, favoreciendo capacidades de resolución de conflictos sin violencia, visibilizando modelos de relación igualitarios y dotando de capacidades y herramientas para detectar la violencia machista.

En esta línea se enmarca la campaña que Cruz Roja Juventud pondrá en marcha estos días en siete municipios cordobeses (Baena, Priego de Córdoba, Pozoblanco, Puente Genil, Villanueva de Córdoba, Hinojosa del Duque y Córdoba), bajo el lema “Conecta los sentidos: no todo es amor”. El objetivo de esta iniciativa es identificar las primeras manifestaciones machistas que se presentan en las relaciones de pareja y que suelen pasar desapercibidas: los celos, el control en redes sociales o las agresiones verbales.