Profesionales sanitarios del Valle del Guadiato participan en el taller masivo de resucitación cardiopulmonar dirigido a alumnado de Infantil, Primaria y Secundaria

Se han impartido talleres teóricos y prácticos sobre desfibrilación, primeros auxilios y activación de los equipos de emergencia en el Colegio peñarriblense Presentación de María

Profesionales sanitarios que desempeñan su labor en la comarca del Valle del Guadiato han impartido un macro-taller de resucitación cardiopulmonar en adultos y niños, integrado por talleres teóricos y prácticos dirigidos a alumnado de educación Infantil, Primaria y Secundaria del Colegio Presentación de María ubicado en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba).

Concretamente, han tomado parte en el evento el médico de Urgencias, Francisco Javier Vara, y tres profesionales de enfermería, Inmaculada Gómez, Manuel Archilla, Rafael Martínez y Fran Antúnez, monitores de soporte vital básico del Hospital de Alta Resolución Valle del Guadiato, junto con profesionales de Atención Primaria de la zona Ricardo Cortés, María Mena y Azahara Romero, Técnicos de ambulancias de la empresa local Ambunort y Profesionales del Consorcio Provincial de Bomberos.

Así, cerca de 250 alumnos y alumnas en total de la comarca han aprendido a actuar en situaciones de emergencia como atragantamientos, accidentes de tráfico, paradas cardiorrespiratorias, etc. Para ello, se han instruido también en el manejo del desfibrilador automático. La jornada formativa, que se ha desarrollado en las instalaciones del Colegio Presentación de María, fundamentalmente en el gimnasio y el patio principal. En este sentido, los profesionales han enseñado también a los alumnos de 1º, 2º y 3º de la ESO a utilizar el desfibrilador externo semiautomático, primeros auxilios y a activar los equipos de emergencia oportunos para atender este tipo de situaciones. Asimismo, se ha llevado a cabo un macroacto práctico con alumnos y alumnas de Infantil y Primaria de todo el colegio para mostrarle en qué consiste la resucitación cardiopulmonar.

Con esta iniciativa se pretende aumentar el número de personas, de todas las edades, que conozcan cómo actuar ante estas situaciones para poner en marcha la cadena de supervivencia en el menor tiempo posible. Las recomendaciones internacionales indican que una de las estrategias para disminuir la mortalidad de los pacientes que han sufrido una parada cardiorrespiratoria es enseñar a la población en general las medidas básicas que deben aplicar a estos pacientes mientras llegan los equipos sanitarios, y que han demostrado que aumentan la supervivencia en estos casos.

Cadena de supervivencia
Durante las sesiones formativas en materia de soporte vital básico, los asistentes ponen en práctica los consejos y recomendaciones de los profesionales sanitarios para realizar la reanimación cardiopulmonar sobre maniquíes o pacientes simulados, al tiempo que aprenden la secuencia de actuaciones que determinan un aumento de la supervivencia tras sufrir una parada cardiorrespiratoria, lo que se ha llamado la ‘Cadena de Supervivencia’.

Esta cadena consta de cuatro eslabones bien diferenciados y todos a su vez imprescindibles. En primer lugar hay que alertar con rapidez al servicio de emergencias sanitarias llamando al número 061, para posteriormente comenzar con las maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) de forma eficaz y hasta que llegue el equipo sanitario que atenderá al paciente. En tercer lugar se efectuará la desfibrilación precoz, que se refiere al tratamiento eléctrico de la arritmia que ha producido la parada. Por último el equipo de emergencias sanitarias realizará la asistencia y traslado al hospital correspondiente.