CRUZ ROJA ACOGE ACTUALMENTE A CASI UN CENTENAR DE SOLICITANTES DE ASILO EN CÓRDOBA

Acogida refugiados 1
Cruz Roja acoge actualmente a casi un centenar de solicitantes de asilo en Córdoba, personas que llegaron a la provincia huyendo fundamentalmente de las guerras que se viven en sus países, aunque en ocasiones también por sufrir persecuciones por motivos políticos, religiosos o de carácter sexual.

Entre los 63 refugiados que hay a día de hoy en el centro de la entidad en Puente Genil y los 31 que se encuentran en la capital, el perfil mayoritario es el de un varón de entre 20 y 35 años proveniente de Siria (en gran parte de los casos, acompañado de su familia), aunque la institución humanitaria trabaja en estos momentos con personas de más de una decena de nacionalidades.

Durante el último año y medio Cruz Roja ha atendido en la provincia a más de 2.300 demandantes de protección internacional, personas que en su mayoría huían del conflicto armado en Siria, pero también originarias de países, como Ucrania, Pakistán, Palestina, Congo, Guinea Conakry, Camerún, Rusia, Afganistán, Líbano, Mali o Marruecos, entre otros.

La entidad está intensificando su intervención con personas refugiadas dentro y fuera de nuestro país. En España, el objetivo principal de la intervención es la acogida e integración de las personas solicitantes de asilo en nuestra sociedad. Cruz Roja cuenta actualmente con 965 plazas de acogida en 30 provincias, lo que supone que ha triplicado su capacidad en los últimos meses, siendo el porcentaje de ocupación de más de un 80%. Se espera poder ampliar esta red hasta las 1.200 plazas.

Y en el ámbito internacional, la institución ha reforzado su actuación en Grecia, Líbano, Serbia y Croacia, entre otros países.

Precisamente en el país helénico –donde Cruz Roja está interviniendo en los campos de Ritsona y Skaramagas (región de Attica) y en la isla de Chios- continúan atrapadas 57.000 personas. Las condiciones siguen siendo difíciles en los campos de todo el país y las necesidades humanitarias son inmensas. En las diferentes islas griegas, más de 8.500 personas están a la espera de su nuevo destino. La mayoría llegó después del acuerdo entre la UE y Turquía, que entró en vigor el 20 de marzo, por el el cual serán devueltas a Turquía.

Mientras tanto, en la Grecia continental, alrededor de 42.000 personas más, principalmente de origen sirio, llevan 3 meses atrapadas desde que se cerraran las fronteras. Estas personas no corren el riesgo de ser devueltas a Turquía, pero están también a la espera de que se resuelvan sus solicitudes de asilo.

Por otro lado, desde hace varios meses, miles de personas han ido llegando desde Serbia hasta Hungría y están esperando en las zonas de tránsito en Röszke y Tompa, en la frontera, mientras aguardan a que les concedan el asilo o que puedan continuar su viaje al centro y norte de Europa.

La Cruz Roja Helénica, con el apoyo de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, ha prestado asistencia humanitaria a más de 300.000 personas migrantes desde el inicio de la crisis, ha distribuido más de 900.000 artículos de primera necesidad y proporcionado atención médica y apoyo psicosocial a más de 100.000 personas. Además, ha ayudado en las tareas de rescate y ofrecido primeros auxilios a 42.000 personas. Finalmente, ha facilitado a más de 11.000 personas que puedan encontrar a sus seres queridos. La Cruz Roja Helénica está trabajando en 12 campos de refugiados.

Cerca de 250.000 personas refugiadas y migrantes han llegado a Europa por mar este año. Y más de 3.000 han muerto en el Mediterráneo, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).