Unas 80 enfermeras cordobesas asisten a los cursos de formación de su colegio profesional en noviembre

curso-paciente-neurocritico-noviembre-2016
Alrededor de 80 profesionales de enfermería han asistido a los cursos de formación continua que el Colegio Oficial de Enfermería de Córdoba ha organizado durante este mes de noviembre, y que se incluyen en la programación del segundo semestre de 2016. Celebrados en el aula de la institución colegial en colaboración con la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, el primero de estos cursos versó sobre los Cuidados de Enfermería en el Paciente Neurocrítico, mientras que el segundo, sobre Atención de Enfermería en Anestesia y Reanimación, finalizó el viernes pasado.

Ambas actividades formativas han sido dirigidas por la docente Irene Collantes Molina, que además es enfermera de UVI, Máster en Urgencias y Emergencias y posee el título de Experto en Crecimiento Celular y Cáncer.

Acerca del curso de Atención de Enfermería en Anestesia y Reanimación, que acaba de finalizar, la profesora ha subrayado que “el manejo del paciente en el área de reanimación, el manejo de drenajes, la medicación anestésica y conocimientos sobre el paciente conectado a ventilación mecánica”, se encuentran entre los principales contenidos abordados, junto a la monitorización cardiovascular, respiratoria y neurológica del paciente.

Además, según explica, en las clases se ha tratado la práctica con el drenaje torácico (Pleur-evac) y se han llevado a cabo talleres de electrocardiogramas y de análisis de gasometrías.

Previamente a la celebración de este curso, la segunda semana de noviembre tuvo lugar en la sede colegial el de Cuidados de Enfermería en el Paciente Neurocrítico, que ha servido para proporcionar a las enfermeras y enfermeros inscritos los conocimientos y habilidades necesarias para administrar cuidados de enfermería de calidad a pacientes neurotraumatológicos.

Así, la docente Irene Collantes ha destacado sobre los contenidos de esta formación en los cuidados del paciente neurocrítico que, “lo más importante es la detección precoz de complicaciones. Hay que intentar prevenir que un daño primario, como un golpe en la cabeza, acabe en un daño mayor, que lo que acarrea son más secuelas para el paciente o la muerte”. Un enfoque hacia la prevención que Collantes ha tenido muy presente durante el curso.