Estrategia de Investigación e Innovación en Salud

El esfuerzo planificado y priorizado a través de la Estrategia de Investigación e Innovación en Salud, que comenzó en 2006 y que ha sido renovada hasta 2018, ha hecho posible este escenario idóneo para los profesionales que desean investigar. Esta estrategia ha contado con financiación pública creciente en sus dos primeros años, que superó los 66 millones de euros en 2014 y los 72 millones en 2015; y que se amplía en 2016 a 75 millones.
A los recursos propios que destina el Gobierno andaluz se suman las aportaciones de la universidad y las empresas andaluzas y, también, las ayudas obtenidas en convocatorias nacionales y europeas. Sólo en 2015, se recibieron 31 ayudas de carácter internacional para la realización de proyectos de investigación en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, por un importe global que supera los siete millones de euros.
Asimismo, en los últimos tres años, 223 profesionales han disfrutado de ayudas de intensificación en 170 Unidades de Gestión Clínica. En este periodo se han realizado un total de 85 contrataciones tanto de larga duración de perfil asistencial-investigador, como contratos de investigadores de carrera vinculados a Unidades de Gestión Clínica y contratos de técnicos de apoyo.

La Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud es la entidad colaboradora de la Consejería de Salud para la convocatoria de ayudas a la I+D+i Biomédica y en Ciencias de la Salud en Andalucía que, con distintas líneas de financiación, apoya el desarrollo de proyectos de investigación, adquisición de equipamiento científico y desarrollo profesional investigador, entre otras. En este sentido, se encarga de su gestión integral abarcando desde las tareas propias de la revisión administrativa de las solicitudes, de la gestión del proceso de evaluación y del seguimiento económico y científico de las actividades financiadas en cada convocatoria, hasta la gestión de la evaluación expost.

Además de esta convocatoria, ya consolidada en la comunidad investigadora, la Consejería de Salud puso en marcha una iniciativa pionera para el impulso de la práctica científica en Atención Primaria. Para ello, existe una convocatoria abierta de carácter permanente mediante la que financiar proyectos de investigación en este nivel asistencial.