Enfermeras cordobesas profundizan en la lectura de electrocardiogramas y los cuidados del síndrome coronario agudo

El curso sobre Electrocardiografía básica y síndrome coronario agudo ocupa esta semana la programación del Colegio de Enfermería de Córdoba en materia de formación continua. Así, casi medio centenar de enfermeras y enfermeros inscritos en la actividad reciben las nociones necesarias para obtener un electrocardiograma de calidad y efectuar una rápida lectura, que permita detectar patologías y la puesta en marcha de unos cuidados adecuados con la mayor celeridad posible, especialmente en situaciones de urgencia o emergencia.

En colaboración con la Escuela Internacional de Ciencias de la Salud, el Colegio de Enfermería acoge en su sede este curso, que está subvencionado en su totalidad por la institución cordobesa.

El enfermero de la UVI de Cirugía Cardiaca en el Complejo Hospitalario de Salamanca Fernando Benlliure es el profesor del curso sobre Electrocardiografía básica y síndrome coronario agudo, que persigue, según sus propias palabras, que los profesionales participantes “pierdan el ‘miedo’ a ver un electrocardiograma, aprendan qué están viendo cuando leen esas rayas y que sepan si un cambio determinado puede poner en peligro la vida del paciente o no”.

En concreto, Benlliure explica que el profesional de enfermería no sólo es responsable de la obtención de un registro electrocardiográfico de calidad suficiente, sino que debe interpretar y decidir si el trazado obtenido del paciente a su cuidado es normal o patológico y si esta patología implica la necesidad de aplicar unos cuidados urgentes o no.

Ahí reside la importancia de este curso, que ofrece a los profesionales de enfermería inscritos la formación necesaria para enfrentarse cada día al reto de realizar e interpretar un electrocardiograma y de proporcionar los cuidados adecuados y precisos para salvaguardar la salud del paciente en cada momento. Porque un diagnóstico y tratamiento rápidos y correctos pueden reducir la mortalidad y mejorar el pronóstico de estos pacientes con anomalías en la conducción cardíaca.
___________________________________________________________