Córdoba lidera la implantación de la historia clínica digital en uvis y ambulancias mejorando la asistencia urgente y de emergencias

La provincia ha registrado más de 37.000 historias en movilidad desde el inicio, se han distribuido de 28 tablets (tanto en los equipos del 061 como en los DCCU), y se ha formado al 100% de los profesionales en esta materia

Córdoba ha registrado ya más de 37.000 historias clínicas digitales en movilidad para mejorar la asistencia urgente extrahospitalaria, lo que supone el 18% del total de las realizadas en Andalucía. Es decir, que 2 de cada 10 historias clínicas digitales en movilidad de Andalucía se han realizado en Córdoba. Esto es así porque la provincia fue elegida para pilotar este proyecto en 2012, cuando comenzó la implantación de este sistema en las ambulancias del 061, según ha informado la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Isabel Baena.

Posteriormente, según ha explicado Baena, la implantación continuó en las ambulancias de los Dispositivos de Cuidados Críticos y Urgencias de la provincia de Córdoba, a la vez que se realizaba la formación de los profesionales sanitarios que trabajan en la atención urgente. Se trata de una herramienta que “facilita y agiliza el trabajo a profesionales sanitarios, mejorando la coordinación asistencial y acortando los tiempos de respuesta, al mismo tiempo que incrementando la seguridad en la transmisión de la información”, ha explicado Baena.

La delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha estado acompañada por el director del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, Luis Jiménez, el gerente de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Luis Olavarría, el director provincial del 061, Antonio Mantero, el gerente del Distrito Córdoba y Guadalquivir y los directores de las Unidades de Gestión Clínica de Urgencias de los hospitales de la provincia.

Esta herramienta, para cuya puesta en marcha se han adquirido 28 tabletas digitales (215 en Andalucía), está disponible en todas las uvis móviles del 061, así como en la mayoría de las ambulancias de los dispositivos de cuidados críticos y urgencias del Servicio Andaluz de Salud, convirtiéndose Andalucía en la primera comunidad autónoma que lo implanta en todo el ámbito de asistencia extrahospitalaria.

Utilidades y funcionamiento
Los terminales portátiles con los que cuentan los equipos de urgencias y emergencias permiten el almacenamiento de datos y la comunicación online con las salas de coordinación de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, desde donde se remiten los datos personales del paciente, el lugar del suceso y el motivo de la demanda. Dicha información aparece de manera automática y simultánea tanto en la tableta digital que llevan los profesionales como en la pantalla del navegador de la UVI móvil, mientras se dirigen al lugar del suceso.

Durante la asistencia, el profesional registra a través de la pantalla de la tableta la información clínica y de cuidados del paciente. Gracias al diseño amigable de la aplicación y a un sistema de comentarios predefinidos, se pueden introducir de forma rápida y sencilla los códigos de resolución del caso al hospital al que se traslada el paciente, así como toda la información clínica de diagnóstico y tratamiento de la asistencia, estando siempre disponible la opción de incorporar manualmente cualquier comentario por escrito.

Estos datos se trasmiten igualmente al centro coordinador de urgencias y emergencias de forma inmediata, donde quedan registrados junto al resto de información del caso (llamada, transmisiones, tiempos, etc.) y desde donde se puede hacer un seguimiento del mismo, facilitando también la comprensión y legibilidad de la información a los profesionales que la reciben.

Desde el dispositivo inteligente, los sanitarios – que han recibido formación específica en las ocho provincias andaluzas – pueden también consultar en tiempo real las últimas recomendaciones clínicas y acceder a la guía farmacológica de emergencias, además de poder generar el informe de la asistencia para el paciente, en los casos en que se resuelve en el domicilio, o para el centro sanitario en aquellas asistencias que requieren su traslado.

Igualmente, el sistema incorpora un módulo especial para la atención de múltiples víctimas en situaciones de catástrofe, en las que lo fundamental para los equipos sanitarios que intervienen en la asistencia de los heridos no es su identificación personal inmediata, sino la clasificación de la gravedad de cada uno de ellos para realizar el traslado a un centro sanitario a la mayor brevedad posible.

La integración de la historia clínica digital en movilidad con la historia única de salud de la sanidad pública andaluza, a la que da soporte el sistema informático Diraya, ha sido uno de los aspectos clave para su implantación con éxito.

Los beneficios y ventajas de esta forma de comunicación y transmisión de datos, que ha contado con una financiación de 1,5 millones de euros procedentes de Fondos Europeos de Desarrollo Regional, han recibido el Premio al Mejor Proyecto Tecnológico de Servicios a la Ciudadanía por la Fundación Dintel.