La Unidad de de Salud Mental del hospital Reina Sofía forma a cerca de 200 profesionales en técnicas de reducción de estrés


El objetivo de este programa es ofrecer herramientas para desarrollar habilidades que ayuden a afrontar conscientemente el malestar, la enfermedad, la pérdida y los desafíos de la vida

La Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Reina Sofía, a través del área de Psicoterapia, está desarrollando un programa formativo sobre técnicas de reducción de estrés dirigido a profesionales sanitarios. Hasta el momento, unas 200 personas han participado en alguno de los talleres que se han desarrollado desde que en 2015 comenzara esta línea formativa.

Cada programa se estructura en ocho sesiones semanales de dos horas de duración y otra final de práctica intensiva. La formación se centra en el programa de Reducción del Estrés Basado en la Atención Plena (REBAP), también conocido como MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction).

Según explica la psicóloga clínica de la Unidad de Salud Mental Comunitaria Centro del hospital y coordinadora del curso Inmaculada Carranza, “esta formación es uno de los entrenamientos de mindfulness más reconocidos y su eficacia ha sido contrastada por numerosos estudios científicos”. Las evidencias demuestran sus efectos relacionados con la reducción del estrés y la mejora de la salud. También mejora la capacidad de atención y favorece mejores relaciones interpersonales”.

A lo largo de las ocho sesiones se abordan aspectos como qué es mindfulness o atención plena; las percepciones y la realidad; el poder de las emociones; cómo reaccionar o responder al estrés; la alimentación y consumo; la comunicación consciente; la gestión del tiempo que hacemos y cómo se puede vivir desde el mindfulness en la vida cotidiana.

Este tipo de técnicas son capaces de inducir cambios importantes en la actividad cerebral y en el epigenoma humano, lo que a su vez se traduce en la mejora de los síntomas y la reducción del riesgo a desarrollar diversas patologías. En esta línea, el objetivo que se persigue, según Carranza, “es practicar y desarrollar la conciencia plena (Mindfulness) para ‘estar presente’ en aquello que está ocurriendo, para darnos la oportunidad de afrontar conscientemente el estrés, el malestar, la enfermedad, la pérdida y los desafíos de la vida”.

El entrenamiento en estas técnicas dota a los profesionales de recursos de intervención que potencian el desarrollo personal, generando recursos propios eficaces en el afrontamiento de las situaciones vitales conflictivas, alejado del uso sobremedicalizado de las mismas, en consonancia con las líneas estratégicas de Salud Mental .

Las primeras convocatorias de estos talleres fueron dirigidas a profesionales del área de Salud Mental en 2015 y posteriormente, se abrió la oferta a otros profesionales sanitarios de Atención Primaria. En todos los ciclos formativos, la aceptación y el grado de satisfacción de los participantes han sido muy altos.