La Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Reina Sofía

La Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología del Hospital Reina Sofía cuenta con una Unidad de Glaucoma para la atención coordinada de estos pacientes. Las personas que reciben atención en esta unidad se encuentran en distintas fases de la enfermedad, desde estadios iniciales, hasta pérdidas severas del campo visual que limitan de forma significativa su día a día.

En estos momentos, más de 4.000 cordobeses están siendo atendidos en esta unidad, que ha mejorado su accesibilidad recientemente con la ampliación de una nueva consulta en el Centro de Especialidades Carlos Castilla del Pino. Esta nueva consulta se ha dotado con un equipo de tomografía de coherencia óptica y campo visual a fin de mejorar el diagnóstico precoz, que es clave para evitar los daños derivados de la hipertensión ocular y el seguimiento de estos pacientes por parte de los especialistas del centro.

El porcentaje de población afectada por glaucoma ha ido incrementándose en los últimos años debido al envejecimiento de la población. Los especialistas recomiendan una revisión oftalmológica a partir de los 40 años, ya que el riesgo de padecer glaucoma aumenta con la edad.

La herencia juega un papel importante, por lo que los familiares de una persona afectada de glaucoma deberían revisarse. La patología suele ser lenta y los procedimientos diagnósticos que habitualmente se emplean son la realización de campimetrías y pruebas de imagen del nervio óptico y de las fibras nerviosas de la retina (que permiten diagnosticar y medir la progresión de la enfermedad).

Tratamiento quirúrgico
El abordaje de primera elección del glaucoma es farmacológico y cuando la medicación no logra frenar el desarrollo de la enfermedad se recurre a la cirugía con la finalidad de que la presión intraocular se mantenga dentro de unos márgenes adecuados. La intervención quirúrgica del glaucoma puede realizarse como cirugía mayor ambulatoria, es decir, el paciente vuelve a casa el mismo día tras su recuperación, y se llevan a cabo en los quirófanos del Hospital Los Morales y del Provincial.

Desde hace dos años, el Hospital Reina Sofía desarrolla cirugía micro-invasiva cuando el tratamiento farmacológico no es efectivo. Se trata de técnicas más seguras, que implican menos complicaciones, con buenos resultados, que permiten intervenir al paciente en fases más tempranas y con una más pronta recuperación.

El procedimiento quirúrgico consiste en la colocación de un implante (implante xen) en el ojo, de reducidas dimensiones y a través de una incisión mínima usando anestesia tópica, que es precisamente una de las novedades de esta cirugía. Esta nueva técnica supone un paso más en el tratamiento de esta patología y figura entre los nuevos avances que se han ido incorporando en los últimos años en sustitución de la cirugía tradicional del glaucoma.