PROYECTO HOMBRE Y CRUZ ROJA SE ALÍAN PARA MEJORAR LA ATENCIÓN A LA DROGODEPENDENCIA

SONY DSC

Proyecto Hombre Córdoba y Cruz Roja acaban de firmar un convenio de colaboración que formaliza su alianza para mejorar la atención a personas con drogodependencia en Córdoba.

El acuerdo suscrito entre ambas entidades es la base sobre la que se pondrán en marcha distintas actuaciones conjuntas relacionadas con la prevención y el tratamiento de las adicciones.

Así, dicho documento –rubricado por Jesús Tamayo, en representación de Proyecto Hombre, y Cándida Ruiz, como presidenta provincial de Cruz Roja- no es sino una forma de constatar el interés de dichas organizaciones por establecer sinergias tanto para la atención a personas con problemas de drogodependencia como para impulsar simultáneamente iniciativas de prevención y colaborar en otras acciones de carácter solidario.

No en vano, los objetivos de ambas entidades confluyen en buena medida, puesto que Cruz Roja trabaja por mejorar las condiciones de vida los más vulnerables, y Proyecto Hombre tiene como fin mejorar las expectativas de futuro de personas que sufren adicciones y otras problemáticas sociales.

Por ello, para Ruiz “acuerdos como este resultan fundamentales para potenciar el trabajo en red y optimizar así los esfuerzos y los recursos que desde cada organización ponemos para luchar contra la exclusión y combatir los diferentes problemas que existen en nuestra sociedad”.

Tamayo, por su parte, destaca que “cada día se evidencia de manera más preocupante el aumento de personas con conducta adictiva, así como su complejidad y una edad de inicio más temprana. Es necesario el trabajo conjunto de nuestras entidades para paliar la problemática de quien vive en situación de mayor fragilidad o riesgo”.

Cruz Roja ayudó el pasado año a superar los problemas de drogodependencia de 316 personas en Córdoba, 130 de las cuales recurrían a los servicios de la entidad por primera vez o retomaban el tratamiento tras una recaída.

Un varón de entre 30 y 55 años con adicción al alcohol –y en un tercio de los casos con dependencia también a la cocaína- constituyó el perfil predominante entre las atenciones realizadas en 2017 por la institución humanitaria.

Proyecto Hombre Córdoba atendió en 2017 a 646 personas, de las cuales 134 eran personas de nuevo ingreso. Entre las personas atendidas por primera vez, el mayor porcentaje acusa una problemática por consumo de cocaína y alcohol.